miércoles, 22 de octubre de 2014

Un informe de 2012 reveló las potenciales fallas en la seguridad del Parlamento de Canadá

Publicado en:
Canadá Portada
Por:
Temas:
Parlamento de Canadá

Foto: María Gabriela Aguzzi V. / Grupo NM (Archivo)

El auditor general de Canadá había pedido a las fuerzas de seguridad del país proteger mejor el recinto parlamentario.

En un reporte especial, realizado en junio de 2012, el auditor general de Canadá, Michael Ferguson, destacó las fallas potenciales de seguridad que se podían presentar en el Parlamento canadiense.

En este punto es necesario recordar que los edificios parlamentarios, así como sus calles cercanas, están protegidas por cuatro fuerzas de orden distintas: una división de la Policía Montada de Canadá (RCMP), los Servicios de Seguridad de la Cámara de los Comunes; el Servicio de Protección del Senado y el Servicio de Policía de Ottawa.

En el reporte se especifica que “análisis han revelado que los Servicios de Seguridad de la Cámara de los Comunes vigilan las áreas internas de los edificios mientras agentes de RCMP cubren los terrenos, pero ninguna de las organizaciones tienen orden de vigilar los techos de los edificios”.

De acuerdo con el mismo reporte era necesario unificar la labor de las fuerzas de seguridad que trabajan en el llamado Parliament Hill, bajo un punto central de comando, lo que haría posible responder de forma más eficaz y eficiente ante las situaciones que pudieran presentarse.

En junio de este año, Postmedia reportó que tras años de discusión aún no se ha tomado una decisión al respecto, a pesar de que miembros de la Cámara de los Comunes y del Senado habían estado de acuerdo en unificar los cuerpos de seguridad de ambas instancias.

Para el momento del reporte, reporta The Globe and Mail, había activos 320 miembros en los Servicios de Seguridad de la Cámara de los Comunes. Estos oficiales tienen el permiso y la reglamentación necesaria para portar armas de fuego, desde hace 15 años.

En el caso de los Servicios de Protección del Senado, que se ocupan de custodiar parte del Centre Block (donde se encuentran hoy en lockdown los parlamentarios tras el tiroteo), el permiso para portar armas fue obtenido este verano, según un reporte publicado, también en junio, por el Senado. En éste se recomendaba que “los oficiales de los Servicios de Protección del Senado debían estar armados, uniformados, cuando se encuentren en este espacio”.

Las fuerzas del orden ya investigan lo ocurrido este miércoles en el Parlamento canadiense. Se espera que en las próximas horas éstas tengan acceso a una buena cantidad de videos de lo ocurrido.

Según un reporte de La Presse Canadienne, de diciembre del año pasado, el RCMP tenía planeado incrementar el número de cámaras de seguridad que monitorean los precintos parlamentarios, para cubrir el 100% del área y no el 35%, como venía ocurriendo.