jueves, 23 de octubre de 2014

Honor a las víctimas

Publicado en:
Canadá Portada
Por:
Temas:

Nathan Cirillo Patrice Vincent Canadá víctimas ataques

Dos personas han fallecido esta semana en dos ataques registrados en lugares distintos de Canadá. Ambos efectivos militares. Uno con una experiencia de 28 años en las Fuerzas Canadiense y cercano a su jubilación. Otro, joven reservista, que paradójicamente estaba de guardia en un monumento que rinde honor a los soldados de la I Guerra Mundial, caídos en combate. 

Caporal Nathan Frank Cirillo

Nathan-Cirillo

Foto: Facebook

Joven de 24 años, reservista miembro del regimiento de infantería Argyll & Sutherland Highlanders, de Hamilton, Ontario. Falleció de los disparos perpetrados este miércoles en la mañana en el monumento National War Memorial de Ottawa, a metros del Parlamento canadiense. Se encontraba junto a Brandon Stevenson, quien como Cirillo, vigilaba uno de los monumentos más visitados en la capital de Canadá. Ambos, como todos los guardias frente a la obra, estaban armados, pero sus armas, por tradición, no están cargadas. De 1,83 metros de estatura tenía la semblanza del típico joven de infantería. Tanto Cirillo como Stevenson llegaron a Ottawa para cumplir esta función, considerada como un honor dentro de los Argyll, el pasado 13 de octubre. Regresarían a Hamilton el 11 de noviembre, luego de las ceremonias del Día del Veterano de Guerra (Remembrance Day), que se celebra precisamente en el lugar donde cayó herido. Amante de los perros, se le puede ver abrazándolos en gran cantidad de fotos que publicaba a través de sus redes sociales. En Facebook, a las pocas horas del ataque, se creó una cuenta para rendir honor al caporal. En menos de 24 horas logró más de 125.000 likes. “Es a quien tenemos que recordar hoy”, se lee en uno de los comentarios. Paz a sus restos.

Sargento Patrice Vincent

Foto: Department of National Defense

Foto: Department of National Defense

53 años de edad, 28 de carrera militar. Murió al día siguiente de ser atropellado en Saint-Jean-sur-Richelieu, Quebec. Trabajaba recientemente en la Unidad de Apoyo de las Fuerzas Armadas Canadienses, la unidad del cuerpo militar que se encarga de dar apoyo a familiares de los soldados caídos y heridos. Había sido enviado a distintas bases en todo el país desde que se sumó a las Fuerzas Canadienses, cuando tenía 25 años. Entre sus trabajos se encuentra el haber sido bombero militar. Fue promovido a sargento en una base de North Bay, Ontario, en 2012. Era apreciado por sus colegas, quienes les dedicaron unas palabras de agradecimiento cuando debió dejar aquel puesto. Paz a sus restos.