viernes, 24 de octubre de 2014

El ébola llega a Nueva York: ¿Por qué no hay que preocuparse todavía?

Publicado en:
El Mundo Portada
Por:
Temas:
Bill de blasio nueva york

Twitter – @NYCMayorsOffice

Las autoridades de Nueva York confirmaron que Craig Spencer, un doctor de la Universidad Columbia, está infectado del virus del ébola.

El caso significó una nueva etapa en la lucha contra esta mortal enfermedad, por llegar a otra región de Estados Unidos, muchos más cerca de Canadá. “No hay necesidad de alarmarse”, dijo el alcalde Bill De Blasio en una rueda de prensa este viernes.

Sin embargo, la población no debería estar preocupada. Al menos por el momento. Aquí el porqué.

Spencer llegó el pasado viernes a Nueva York luego de trabajar en África con Doctores Sin Fronteras, cuidado a personas infectadas con el ébola.

Desde que llegó no estuvo mucho tiempo en la calle, según explicaron las autoridades, aunque sí tomó el metro y un taxi y por lo menos fue a jugar bowling la noche anterior de sentir los síntomas.

Pero, ¿por qué la gente no se debería preocupar?

  1. El virus del ébola tiene un periodo de incubación de 21 días antes de que se manifieste. No existen registros médicos de que se pueda transmitir antes de que se presenten los síntomas. Spencer, como buen médico, supo tener cuidado y apenas sintió los primeros síntomas se presentó al hospital.
  2. El centro médico donde está siendo cuidado, el Hospital Bellevue, era uno de los centros que mejor preparado estaba para tratar esta epidemia, según dijo el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo. Esto reduce las probabilidades de que otras personas se hayan contagiado.
  3. La población debe entender que el virus del ébola se contagia por el intercambio de fluidos. No viaja por el aire y es poco probable que se transmita por el contacto casual, por lo que las probabilidades de que se adhiera a la manilla de una puerta o alguna parte de un autobús es baja. Y de ser así, el virus todavía tiene que entrar en el sistema de otra persona a través de la boca, los ojos o cualquier otra parte con fluidos.
  4. Esto no significa que no se deban tomar medidas de prevención. De hecho, las autoridades cerraron el local de bowling donde estuvo Spencer. Además han estado haciendo seguimiento a todas las personas que pudieron estar en contacto con el paciente en la última semana desde que volvió al país.

Otra buena noticia

Las autoridades estadounidenses también dieron una buena noticia este viernes. Nina Pham, una de las enfermeras que resultó contagiada en Texas, finalmente está curada de la enfermedad.

Quiero agradecer a Dios y a todo el equipo médico que me ayudó durante toda esta situación”, señaló Pham a las afueras del hospital en el que pasó las últimas semanas.