lunes, 27 de octubre de 2014

La relación de Óscar Taveras y Montreal: la comunidad dominicana llora la muerte del beisbolista

Publicado en:
Deportes
Por:
Temas:
Oscar Raveras MLB

Twitter – St. Louis Cardinals

Con el corazón roto el señor Francisco Taveras se montó este lunes en un avión que lo llevaba a República Dominicana desde Montreal, luego de conocer la trágica noticia: su hijo Óscar, estrella en ascenso de los Cardenales de St. Louis, falleció este domingo.

El joven beisbolista tuvo un accidente en su vehículo mientras conducía junto con su novia. Ambos murieron por el impacto. Taveras tenía 22 años y una prometedora carrera en las Grandes Ligas.

La noticia impactó a su país natal, donde ocurrió la tragedia. Impactó al mundo del béisbol: “Todos a lo largo de la Major League Baseball están de luto esta noche, sorprendidos por la dolorosa noticia del accidente que involucró al oufielder de los Cardenales, Oscar Taveras, y su novia, ocurrido en la República Dominicana”, dijo el comisionado Bud Selig en un comunicado.

La noticia también impactó en Montreal, específicamente en el sector de Villeray, donde Taveras vivió parte de su adolescencia.

Muchos desconocían el vínculo del joven beisbolista con la ciudad. Pocos sabían también que tenía nacionalidad canadiense y podía haber representado al país en algún momento.

“Era un muchacho tranquilo, alegre y sano, muy querido por todos”, dijo Daniel Regalado, consejero de la Embajada dominicana en Canadá y quien conoció a Taveras. Como miembro de la comunidad Regalado accedió a explicar a NM el impacto que tiene esta noticia en Montreal.

“Es muy duro, muy triste para toda la comunidad, porque era un muchacho de 22 años, de la generación de dominicanos que vimos crecer aquí, uno de nosotros”, explica.

Taveras vivió en Montreal entre los 12 y 16 años. Dejó su país para vivir con su padre en una ciudad nueva, con caras nuevas, idiomas nuevos, pero siempre con la pasión del béisbol motivándolo. En el sector donde vivió, muchos lo conocían por su talento, el cual demostró jugando para los Marquis de Montreal, un equipo de la categoría midget AAA.

Su padre también fue coach de muchos jóvenes beisbolistas de la ciudad, incluido su hijo. El señor Taveras sigue viviendo en Montreal, desde donde seguía de cerca cada paso de la prometedora carrera de Óscar. “Él siempre estuvo muy orgulloso de su hijo”, comentó el señor Regalado.

Cuando cumplió 16 años sabía que su vida era el béisbol y su meta llegar a las Grandes Ligas. Por eso regresó a la República Dominicana, para seguir preparándose y poder conseguir una oportunidad sin tener que pasar por el repechaje, lo cual habría tenido que hacer de quedarse en Norteamérica. La apuesta valió la pena: los Cardenales le dieron un bono de $144.000 por firmarlo y en cuestión de años se había convertido en un diamante en bruto, que muchos llegaron a comparar con jugadores como Albert Pujols o Vladimir Guerrero.

La comunidad dominicana de Montreal está planeando realizar algún tipo de homenaje a Taveras en los próximos días. Mientras, quieren que su familia viva este momento de luto a solas y unidos.

Twitter: @PabloJinko – pablo@noticiasmontreal.com