domingo, 2 de noviembre de 2014

La eterna tragedia argentina

Publicado en:
Blogs Portada
Por:
Temas:
bandera argentina

Flickr – Finizio (CC)

Los argentinos han sido condenados a vivir una tragedia. Mientras naciones como Uruguay, Perú, Chile y Colombia, entre otras, siguen con un crecimiento sostenido, nadie duda de que sus mandatarios no sean eternos y la Justicia actúa como corresponde, en la Argentina ocurre todo lo contrario.

Y cuando se supone que el gobierno llegó a un punto final y, finalmente, habrá un rebote, tampoco se está en lo cierto: desde lo más alto del poder siguen sorprendiendo con medidas que benefician a cada vez menos ciudadanos o, mejor dicho, a los que las redactan, que es mucho peor.

Fue el expresidente Eduardo Duhalde, que ejerció el mando entre la caída de Fernando De la Rúa y la asunción de Néstor Kirchner, quien afirmó que los argentinos estaban condenados al éxito. Fue Cristina Kirchner la que por cadena nacional afirmó que el país se encontraba en mejor situación que Canadá y que Australia. Frases, ambas, que nadie olvida y que una y otra vez se escuchan por televisión, en la calles o en las redes sociales, entre otros.

Lo cierto es que a medida que transcurren los días la situación está peor.

Comercios que cierran sus puertas y despiden personal, empresas que suspenden trabajadores, productos importados imposibles de conseguir, inseguridad galopante, el flagelo de la droga, inflación anual que ronda o supera el 40 por ciento, más y más gente durmiendo en la calle y alimentándose de lo que encuentra en los cestos de basura; una educación primaria en la que se ha deformado la historia de la humanidad, en donde los que hace siglos llegaron desde Europa buscando un futuro prometedor hoy representan a los “malos” –cuando, en realidad, los propagadores de ese mensaje descienden de esos mismo europeos-; en fin, la lista de sucesos trágicos es interminable.

Por otro lado, el Poder Ejecutivo no da tregua y aprovecha su último año para mandar a aprobar leyes que, tal vez, en el futuro mediato aseguren riqueza e inmunidad judicial a aquellos que podrían o deberían terminar presos.

Lo cierto es que la Argentina vive una tragedia desde hace décadas. La mayoría de los ciudadanos no tiene la posibilidad de emigrar; mientras algunos resisten, otros caen en la tentación de las dádivas del mismo gobierno porque no les queda opción o, al menos, están tan acostumbrados, que no conocen otra cosa.

Twitter: @haineshernan