lunes, 3 de noviembre de 2014

Aviones canadienses realizaron sus primeros ataques contra el Estado Islámico

Publicado en:
Canadá Portada
Por:
Temas:
Misión Canadá AVIONES estado islamico

Deparmaneto de Defensa de Canadá

La misión de Canadá en contra del Estado Islámico comenzó. Los aviones de las Fuerzas Canadienses realizaron sus primeros bombardeos en contra de este grupo terrorista.

Según confirmó el ministro de Defensa del país, Rob Nicholson, confirmó que en la noche de este domingo (hora del este de Canadá) los aviones CF-18 lanzaron sus primeras bombas en contra de objetivos del EI en la región de Fallujah, en Irak.

“Los ataques de hoy demuestran la decisión firme de nuestro gobierno para atacar al terrorismo y unirnos a nuestros aliados en contra de las atrocidades de ISIL hacia mujeres, niños y hombres inocentes”, señaló el ministro en un comunicado enviado a los medios. “Quiero agradecer a todos los hombres y mujeres uniformados por su trabajo en esta importante misión”.

Se trató de una misión de unas cuatro horas, en la que participaron dos aviones caza CF-18, así como un Polaris que se encargó de suministrar gasolina en pleno vuelo. Los aviones utilizaron bombas GBU12, de casi 230 kilogramos.

Todas las aeronaves y el personal regresaron a la base sin problemas, según anuncia el comunicado.

“No podemos quedarnos inmóviles”

Los ataques militares en contra del Estado Islámico fueron aprobados gracias a una moción que la Cámara de los Comunes votó hace casi un mes y para el gobierno de Stephen Harper, a pesar de las críticas, es una medida “necesaria”.

“No sólo es responder a los atroces crímenes contra la humanidad que han cometido (el Estado Islámico), ni reducir el territorio que ocupan”, señaló James Bezan, secretario parlamentario del ministro de Defensa, en una entrevista con NM. “Una intención secundaria de esta misión es atender las amenazas que han hecho contra Canadá y otros países aliados, simplemente porque se oponen a nuestra libertad y nuestro estilo de vida. Nos ven como una amenaza”.

El Gobierno Federal dice que deben estar “atentos”, pero que “no se trata de vivir bajo el miedo, porque en ese caso ganan los terroristas”, según dice el diputado Bezan, quien admite que el poder que ha tomado este grupo radical ha sorprendido a todos. “Definitivamente tienen más poder del que esperábamos. La cantidad de territorio que han logrado dominar es alarmante, por decir lo menos”.

Inmigración-multiculturalismo

El auge del EI, los atentados dentro del país y las amenazas de muchos canadienses, muchos nacidos en el país, han levantado todo un nuevo debate sobre la integración de los inmigrantes.

“Creemos que todos los canadienses, sin importar sus orígenes, deberían compartir nuestros ideales de paz, seguridad y respeto por los demás”, señaló Bezan. “Pero estamos viendo cada vez más gente que no comparte esos valores. Por eso queremos asegurarnos que las personas que traigan al país esas mentalidades radicales serán monitoreadas, y eventualmente arrestadas y enjuiciadas si es el caso”.

De igual forma, Ottawa dice no tomarse a la ligera estas amenazas, por lo que seguirán con su política de quitar los pasaportes a ciudadanos que tengan intenciones de unirse a grupos radicales e incluso quitar la ciudadanía canadiense a aquellos que tengan una doble nacionalidad.

Por su parte, la oposición ha señalado que esta misión y la forma en la que se ha hecho, es una muestra del interés militar del gobierno de Stephen Harper. El NPD rechazó en su momento la moción para aprobar los ataques, mientras que Justin Trudeau, líder de los liberales, abogó por una intervención que no incluyera combate, sino únicamente el entrenamiento de las fuerzas de seguridad locales.

Ambos partidos de oposición votaron en contra de la moción que aprobó los ataques canadienses.