jueves, 6 de noviembre de 2014

¿Inminente aumento de las tarifas de guarderías en Quebec?: El plan es cobrar según el ingreso de los padres

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:
Guarderías en Quebec

Foto: Captura de pantalla / YouTube

El debate está en pleno, mientras los padres de familias con niños pequeños analizan el impacto de una medida tal. La propuesta del gobierno de Quebec es aumentar la tarifa de las guarderías subvencionadas de 7,35 dólares a 8 dólares (diarios) para las familias que tienen un ingreso anual inferior a los 75.000 dólares. Para los grupos familiares que tienen un ingreso superior a 200.000 dólares al año, la tarifa sería de 20 dólares diarios. Es decir, paga más, quien más percibe.

El aumento propuesto es de 9,5% para el rango de menores ingresos anuales y de 174% para el de mayores ingresos por año (este último afectaría a un pequeño porcentaje de las familias de Quebec).

El ingreso promedio de una familia en Quebec (con dos personas trabajando y dos niños) fue de 81.700 dólares en 2011, según el Instituto de Estadísticas de la provincia. Para las familias con un solo infante, el monto retrocede a 71.380 dólares y para las monoparentales, el ingreso anual promedio es de 37.680 dólares.

En el caso de las familias inmigrantes la situación varía, pues depende del tiempo que tengan en la provincia, de su profesión o campo y de su condición. Pero, según un estudio del Institut de recherche et d’informations socio-économique (IRIS) para 2005 los inmigrantes ganaban, en promedio, el 63% del salario de los canadienses.

Aunque el monto del incremento es relativamente pequeño para las familias con ingresos más bajos, y a pesar de que puede verse como algo mínimo en otras provincias del país -donde el costo de la guardería puede ser cuatro veces superior-, el debate sigue encendido por el hecho de que para muchos, con la medida, se estaría perdiendo un logro alcanzado, la universalidad del servicio.

Quebec está buscando la forma de recortar su gasto. El minsitro de Finanzas, Carlos Leitao, reconoció este verano que ciertos servicios públicos se verían afectados por los recortes. El gobierno ha estado midiendo la reacción de la población en general, dando adelantos de las medidas que desean implantar, para luego decir que no hay decisión oficial al respecto. El primer adelanto sobre este tema se conoció a inicios de septiembre de este año.

Sin embargo, este miércoles fue el propio primer ministro, Philippe Couillard, quien dio señales de que el aumento puede materializarse, aseverando que “queremos garantizarle el espacio a las familias que lo necesitan, garantizar que el plan puede mantenerse y garantizar que el plan es igualitario para el total de la población, de acuerdo con el ingreso”.

La oposición ve la medida como un “impuesto familiar”. Es el caso de Stépane Bédard, líder interino del Parti Québécois, quien considera la propuesta como “un verdadero ataque a la clase media”.

De acuerdo con los análisis hechos hasta ahora, más de la mitad de los padres en Quebec evitarán la escala móvil de tarifas a partir de $75.000, mientras el grueso de las familias que está por encima de ese ingreso anual tendrá que asumir un incremento de entre 10 y 50%.

Las guarderías subvencionadas parecen no estar del todo de acuerdo con la propuesta, argumentado principalmente el factor de la universalidad ganada, la cual, vale destacar, fue aplicada por el gobierno del Parti Québécois en 1997, cuando se estableció la tarifa de -entonces- 5 dólares para todas las familias. Luego esa tarifa aumentó a 7 dólares en 2004, para después llegar al monto actual ( $7,35) en 2013. Ha habido un incremento de 47% en 14 años, (casi el doble de lo que ha avanzado la inflación en este período si se toma una inflación promedio de 1,7% anual).

En el otro lado de la barrera, los críticos de un sistema universal creen que este plan beneficia de forma desproporcionada a los quebequenses que tienen mayores ingresos, quienes pueden lograr tener un espacio para sus hijos en la guardería mientras el que tiene menor ingreso debe esperar por uno y muchas veces pagar tarifas mucho más elevadas en guarderías privadas. Sin embargo, quienes ganan más argumentan que el sistema es justo también para ellos, pues pagan muchos más impuestos.

Usted ¿qué opina? ¿Estaría dispuesto a pagar por el servicio de la guardería de acuerdo con el ingreso familiar anual? ¿O cree, por el contrario, que se debe mantener el sistema universal?