domingo, 9 de noviembre de 2014

Tras 25 años de la caída del Muro de Berlín, nos insisten en reconstruirlo

Publicado en:
Entre Fronteras Portada
Por:
Temas:

25 años caída Muro de Berlín

– Lo “hicimos mal casi todo” (Wir haben fast alle falsch gemacht).

Así se confesaba en su libro -del mismo nombre- Günter Schabowski, quien fuera primer secretario del partido Comunista de la República Democrática Alemana (RDA) y portavoz del gobierno de la época.

Schaboswski, sin quererlo, fue quien provocó la desbandada berlinesa hacia los puestos fronterizos, para huir de la prisión que era entonces la Alemania oriental.

Ese mismo día la gente enardecida se congregó al oeste del Postdamer Plazt, para destruir el tristemente célebre Muro de Berlín. Era el 9 de noviembre de 1989, hace 25 años.

¿Qué fue lo que hizo Schabowski?

No fue lo que hizo, sino lo que dijo. Durante una conferencia de prensa, transmitida en directo por televisión, y respondiendo a la pregunta del periodista italiano Riccardo Ehrman, declaró que todas las leyes para viajar al extranjero estaban siendo derogadas. Ehrman replicó ¿desde cuándo?; y Schabowski, respondió: ¡Desde ya!

Palabras mágicas que permitieron el desmontaje del todo poderoso imperio comunista.

II.

Me he imaginado que todos los Günter Schabowski que hoy en día fungen de portavoces de gobiernos parecidos –o más bien seguidores de esos “errores” históricos –como por ejemplo  Cuba y  Venezuela, declararán tristemente algún día:

– Lo “hicimos mal casi todo”.

Me refiero especialmente a Venezuela, ya que Cuba es un vestigio de aquel modelo, cuya agonía está siendo prolongada gracias a la ayuda del régimen chavista.

Pero lo más triste es constatar que el ser humano -esto ya lo he dicho otras veces- no aprende por lecciones de la historia, por experiencias transmitidas. Necesita vivirlo en carne propia; vivir esos dramáticos procesos. Necesita sufrir para aprender.

Pero entonces habrán perdido inútilmente su oportunidad. O tal vez, la oportunidad de intentarlo de otro modo, no repitiendo los errores históricos.