viernes, 21 de noviembre de 2014

Obama anunció su reforma de inmigración a pesar de las duras críticas de la oposición

Publicado en:
El Mundo Portada
Por:
Temas:
Barack Obama Estados Unidos

Foto: Casa Blanca

El escenario político de Estados Unidos estará centrado en un tema específico: la reforma de la política de inmigración.

El presidente Barack Obama dio un discurso en la noche de este jueves desde la Casa Blanca en el que explicó las medidas que está dispuesto a aprobar a través de una medida ejecutiva, como solución luego de perder el control de una de las cámaras del Congreso.

El plan de Obama permitiría a unos 4,7 millones de indocumentados permanecer temporalmente en el país sin temor a ser deportados. “Hoy, nuestro sistema de inmigración está roto y todos los saben”, dijo Obama. “Ha estado así durante décadas. Y durante décadas no hemos hecho mucho al respecto”.

Los beneficiados por esta medida son las personas que no tienen papeles, pero que son padres de ciudadanos estadounidenses, quienes no serían expulsados. Además, se les darán permisos para trabajar e integrarse a la sociedad.

Sin embargo, estas personas no podrán tener otros derechos, como votar o beneficiarse del sistema de salud, el llamado Obamacare.

Sin embargo, el anuncio de Obama fue rechazado por la oposición republicana, la cual controla ahora el Congreso. “El presidente ha dicho antes que ‘él no es un rey’ y que ‘no es un emperador’, pero ciertamente actúa como uno“, señaló John Boehner, presidente de la Cámara de Representantes.

De igual forma, los republicanos consideran que el plan del presidente y el aplicarlo a través de un mandato ejecutivo, es un acto inconstitucional.

Se estima que más de 11 millones de inmigrantes ilegales se encuentran en Estados Unidos. Unos 270.000 se esperan amparar también en la decisión, tomada en 2012 por primera vez, de no deportar a las personas que fueron llevadas al país de forma ilegal por sus padres.

Obama sí mostró una postura firme contra los que considera no merecedores de protección, por lo que señaló que no dudará en deportar a los criminales. De igual forma, Estados Unidos regresará de manera rápida a las personas que hayan cruzado recientemente la frontera de forma ilegal.