sábado, 22 de noviembre de 2014

La protección de la vivienda y los seguros en Quebec

Publicado en:
Actualidad Notarial Portada
Por:
Temas:
seguro vivienda Rosana Ber

Foto: Flickr / State Farm (CC)

La protección de la vivienda donde habita nuestra familia constituye, sin duda, una de nuestras mayores preocupaciones ¡Quién puede negarlo! Uno de los medios con que contamos para proteger adecuadamente nuestra vivienda es contar con los seguros adecuados.

La protección de la vivienda y los seguros

En entregas anteriores hemos tenido oportunidad de referirnos a diversas instituciones creadas por la ley para proteger la vivienda familiar, o en otros casos, para proteger el derecho de los esposos a permanecer en la vivienda, sea que se trate del cónyuge propietario o no. Así, nos hemos referido a la protección de la Residencia Familiar y al Patrimonio Familiar, conforme al Código Civil de Quebec. Invito al lector a la lectura de nuestros anteriores post para más detalle.

La vivienda familiar es además un bien inmueble, un activo de nuestro patrimonio y, en muchos casos, la garantía de nuestro préstamo hipotecario.

Si estuviera a nuestro alcance ¡sin ninguna duda la protegeríamos contra todos los riesgos que la acechan!

Siendo realistas, comprenderemos que no podemos protegerla contra cualquier riesgo, sin embargo, la contratación de determinados seguros nos permitirá limitar enormemente los riesgos. Dentro de la gama que ofrecen las compañías de seguros los más importantes son los seguros de daños e incendio y los seguros de vida e invalidez. A los primeros nos referiremos en esta entrega, y a los segundos en la próxima. Veamos:

Seguro de daños e incendio

En el caso del seguro de daños e incendio, la propiedad quedará asegurada contra diversos tipos de daños, incluyendo el incendio, y la responsabilidad civil por daños a terceros.

Es importante mantener el valor del seguro actualizado, ya que el asegurador pagará hasta el máximo de la indemnización comprometida y si ésta no cubre el valor de la propiedad, podremos encontrarnos con que el monto de la indemnización será insuficiente para reconstruir.

Este seguro es siempre aconsejable, pero en el caso de que la propiedad esté afectada por una hipoteca, es además obligatorio. Por otra parte, el acreedor hipotecario (banco o institución financiera) deberá ser nombrado en la póliza como beneficiario del seguro.

Producido el siniestro, la indemnización que pagará la aseguradora será distribuida de la siguiente forma: el acreedor recibirá el monto de capital que se esté debiendo en virtud del préstamo hipotecario, al momento de pagarse la indemnización. El saldo corresponderá al propietario.

Si el inmueble fuese una unidad en un condominio, el seguro será contratado por la administración del edificio e incluirá a todos las unidades. En este caso es aconsejable que el dueño de la unidad tome un seguro de habitación, cuyo costo es muy reducido, para asegurar sus pertenencias, las mejoras que hubiera aportado a la unidad y lo que es más importante, la responsabilidad civil por daños a terceros.

Les recuerdo que estaré ofreciendo diversas conferencias gratuitas, en español, sobre temas de interés notarial. Nuestra próxima conferencia será el día 3 de diciembre a las 18h y versará sobre el TESTAMENTO y el MANDATO de INEPTITUD. La misma tendrá lugar en el 2000 Peel, Suite 753, Montreal, H3A 2W5. La estación de metro es Peel, salida Musée de Beaux Arts. Para registrarse puede usted confirmar al 514-286-5000, extensión 228 y 229 o escribir a mi correo electrónico al pie de la presente. Para más información: aquí.

Los próximos encuentros incluirán temas como:

– Testamento y mandato de ineptitud (repetición)
– Derechos y obligaciones de los cónyuges de hecho
– El patrimonio familiar
– La residencia familiar
– La sucesión en Quebec
Lo invito a contactarme a mi correo electrónico rber@montreal-notaire.com para hacerme saber cuáles de estos temas serían de si interés.
Por cualquier duda pueden llamar al teléfono 514-513-9788, o escribir a rber@montreal-notaire.com o a través de la GuíaNM.