viernes, 28 de noviembre de 2014

El llanto del futbolista venezolano Emilio Rentería y la polémica por los insultos racistas en Chile

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

jugador-de-futbol-emilio-renteria-llora-ante-gestos-racista-de-fanaticada-chilena

La fanaticada chilena suele ser muy cruel con los adversarios forasteros. Por ejemplo, en la Quinta Vergara, durante los famosos festivales de la canción de Viña del Mar, más de una vez le han arrancado el llanto o el mal humor a algún participante extranjero. Por eso ese público se ganó el mote de “el monstruo de Viña“.

Nos recordamos aquel incidente con la cantante venezolana-cubana María Conchita Alonso, en 1984.

Una mano mal intencionada o juguetona, le hizo una pasada a la cantante cuando interpretaba su famosa canción “Una noche de copas“. En plena presentación ante el “monstruo”, la banda musical de la canción la iban subiendo paulatinamente de ritmo, obligando a la intérprete a seguir cantando a una velocidad inesperada. Aquella noche, fue para María Conchita Alonso como si hubiera tenido una verdadera noche de copas.

Miriam Makeba, cantante ya fallecida, nacida en Johannesburgo, Suráfrica, recibió también su rechifla en Viña del Mar, en 1972. A la cantante se le ocurrió dedicar su famoso tema “Pata pata” a Salvador Allende. Recibió una soberana pifia del público. Un público que por alguna razón, no podía pronunciar el nombre de la artista. A menudo la llamaban Rakeba, Narkeba, Lakema, pero no Makeba y mucho menos Miriam Makeba.

Nos encontramos ahora en el 2014, tras numerosos años de largas luchas contra el racismo, incluido el desmontaje del Apartheid en el país de Miriam Makeba, cuando otro personaje de raza negra, venezolano, futbolista, que forma parte de la selección del país caribeño, Emilio Rentería García, fue objeto de una afrenta racista, sin aparente sentido.

El hecho ocurrió la semana pasada en Arica, Chile, durante el encuentro entre los equipos San Marcos de Arica, donde juega Rentería y el equipo Deportes Iquique. Casi finalizando el primer tiempo, Rentería puso en ventaja a su equipo y celebró la victoria con un baile. Inmediatamente de las tribunas salieron gritos insultantes, con palabras como “negro” y gestos de monos.

El joven deportista, que ya ha denunciado otra agresión racistas a su persona, no pudo contenerse y rompió en llanto. El árbitro amenazó con suspender el partido y adelantó el fin del primer tiempo para ir a camerinos y bajar la tensión.

Al recomenzar el segundo tiempo, los insultos continuaron. Finalmente fue suspendido el encuentro al minuto 71.

Las autoridades chilenas condenaron el incidente. El jugador venezolano ha recibido el apoyo también de sus compañeros e incluso jugadores de otros equipos, quienes han lanzado una campaña en contra del racismo.

La ANFP, organismo que rige el fútbol chileno, impuso este viernes una sanción al O’Higgins, club involucrado en el primer incidente contra Rentería, el cual tendrá que jugar un partido sin público como penalidad. Se desconoce de momento si se tomarán medidas contra el club Iquique luego del segundo ataque ocurrido la semana pasada.