viernes, 28 de noviembre de 2014

Seguros de vida e invalidez en Quebec

Publicado en:
Actualidad Notarial
Por:
Temas:
familia protección seguro de vida en Quebec Rosana Ber notaria

Foto: Flickr / Christian Senger

Usted se ha preguntado ¿quién se hará cargo del pago de su hipoteca en caso de fallecimiento? Y si hay que vender la propiedad para pagar la hipoteca luego de nuestro fallecimiento, ¿adónde irán a vivir nuestros hijos? Uno de los medios con que contamos para proteger adecuadamente nuestra vivienda es los seguros adecuados.

El seguro de vida y la protección de la vivienda

En entregas anteriores hemos tenido oportunidad de referirnos a diversas instituciones creadas por la ley para proteger la vivienda familiar, o en otros casos para proteger el derecho de los esposos a permanecer en la vivienda, sea que se trate del cónyuge propietario o no. Así, nos hemos referido a la protección de la Residencia Familiar y al Patrimonio Familiar, conforme al Código Civil de Quebec. Invito al lector a la lectura de nuestros anteriores posts para más detalle.

Por otra parte, la contratación de determinados seguros nos permitirá limitar enormemente los riesgos a los que puede estar expuesta nuestra vivienda. Dentro de la gama que ofrecen las compañías de seguros los más importantes son los seguros de daños e incendio y los seguros de vida e invalidez. Del primero nos hemos ocupado en nuestra entrega anterior y de los segundos nos ocuparemos en la presente. Veamos:

Seguros de vida e invalidez

El acceso a la propiedad en Quebec está directamente relacionado con el acceso a la financiación hipotecaria. En efecto, ya se trate de un primer o ulterior comprador, la compra de la propiedad es mayormente factible gracias a la posibilidad de comprar con solo el 5% del valor de la propiedad.

Como consecuencia de ello, el propietario de la vivienda dedicará los futuros 15 a 25 años posteriores a la compra, al pago de su hipoteca, o en otras palabras, gran parte de su vida activa.

Este estado de cosas se sostiene sin problemas en la medida en que las condiciones personales del propietario-deudor, se mantengan o por lo menos no se modifiquen negativamente.

Circunstancias tales como el fallecimiento, la enfermedad o la pérdida de empleo pueden venir a modificar este status quo. Y entonces, si fallecemos ¿quién se hará cargo del pago de la hipoteca? Y si hay que vender la propiedad para pagar la hipoteca luego de nuestro fallecimiento ¿adónde vivirán nuestros hijos?

Preguntas como estas encuentran respuesta en la contratación de los seguros adecuados. El efecto de nuestro fallecimiento sobre nuestra hipoteca podrá “amortiguarse” con un seguro de vida que cubra el valor de la deuda hipotecaria, la que quedará pagada como consecuencia de nuestro deceso. Este seguro podrá tomarse con la misma institución financiera con la que tenemos la hipoteca o con una compañía de seguros.

Por otra parte, otros riesgos como la invalidez o la pérdida de empleo podrán ser también objeto de un seguro.

Les recuerdo que estaré ofreciendo diversas conferencias gratuitas, en español, sobre temas de interés notarial. Nuestra próxima conferencia será el día 3 de diciembre a las 18h y versará sobre el TESTAMENTO y el MANDATO de INEPTITUD. La misma tendrá lugar en el 2000 Peel, Suite 753, Montreal, H3A 2W5. La estación de metro es Peel, salida Musée de Beaux Arts. Para registrarse puede usted confirmar al 514-286-5000, extensión 228 y 229 o escribir a mi correo electrónico al pie de la presente. Para más información: aquí.

Los próximos encuentros incluirán temas como:

– Testamento y mandato de ineptitud (repetición)
– Derechos y obligaciones de los cónyuges de hecho
– El patrimonio familiar
– La residencia familiar
– La sucesión en Quebec
Lo invito a contactarme a mi correo electrónico rber@montreal-notaire.com para hacerme saber cuáles de estos temas serían de si interés.
Por cualquier duda pueden llamar al teléfono 514-513-9788, o escribir a rber@montreal-notaire.com o a través de la GuíaNM.