martes, 2 de diciembre de 2014

En emotiva ceremonia fue enterrado Roberto Gómez Bolaños

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:
Funeral-Chespirito

Foto: Captura de pantalla / Univisión. (Funeral de Chespirito realizado el domingo)

El ídolo de generaciones, Roberto Gómez Bolaños, Chespirito, fue enterrado en el Panteón francés en la ciudad de México, en una ceremonia semiprivada y en la que solo algunos medios de comunicación locales pudieron estar presente.

La ceremonia fue muy rápida pero emotiva, ya que al momento de que el féretro era introducido en la tierra, todos cantaron la famosa canción de “Que bonita vecindad” y en lugar de llantos se vieron sonrisas, como las que dio el genio del humor blanco durante 40 años.

Su muerte no fue una sorpresa para la familia y los medios de comunicación, ya que se sabía que se encontraba muy enfermo, sin embargo, el pasado viernes cuando la noticia se dio a conocer, todos se sintieron consternados. Pese a que Roberto Gómez Bolaños ya no salía en la televisión, aún se transmiten buena parte de sus programas. 

Según la revista Forbes la totalidad de las remesas de los programas, personajes, muñecos y todo tipo de mercadería del Chespirito generó 1,5 millardos de dólares. La televisora Televisa ganó por cada programa 1,2 millones de dólares. Cifras que ningún programa ha generado en la historia de la televisión hispana.

Otro de los datos es la famosa separación de “Quico” del programa en 1977, tan solo seis años después de que el programa saliera al aire, todos los lunes, desde 1971. En la comunidad artística se dice que el pleito fue porque los dos estaban enamorados de Florinda Meza, pero este dato nunca fue confirmado por los involucrados.

Para sorpresa de todos Carlos Villagrán (actor que dio vida a Quico) llegó a las instalaciones de Televisa San Ángel, en la ciudad de México. La tensión subió porque se pensaba que la ahora viuda de Bolaños no lo dejaría entrar, pero no fue el caso; un emotivo abrazo fue lo que se pudo ver.

Por su parte María Antonieta de las Nieves se encontraba en Ecuador y pidió un minuto de silencio en honor a quien escribiera su personaje, la Chilindrina, desde ahí declaró a un canal de televisión de México que ella nunca tuvo problemas con Roberto Gómez Bolaños, pero cada vez que lo llamaba, nunca se lo pasaban. Aseguró ue el problema era con otra persona.

Tanto como la Chilindrina como Quico se separaron de Chespirito y utilizaron sus personajes, teniendo un problema de derechos de autor.

Chespirito dio la sorpresa en mayo del 2011, cuando abrió su cuenta en la red social de Twitter con un “síganme los buenos”. El último tuit que se puede ver en su cuenta, dirigido a casi 7 millones de seguidores, es de parte de la familia, quienes agradecen el amor hacia el Chavo del ocho.

Todos lo han expresado: Roberto Gómez Bolaños descansa en paz,  pero el Chavo y sus personajes seguirán vigentes en la televisión y en el corazón de todos aquellos que rieron con su humor.