miércoles, 3 de diciembre de 2014

Hasta pronto, Le Gros Bill: El legado que Jean Béliveau dejó en Montreal, Quebec y todo Canadá

Publicado en:
514 Ideas Portada
Por:
Temas:
Jean Beliveau Canadiens de Montreal

Foto: YouTube

Para muchos habría sido el Gobernador General perfecto para Canadá, cargo que en su momento declinó para enfocarse en su familia. Pero ser uno de los más talentosos y simpáticos jugadores de hockey de la historia ya era un legado suficiente para Jean Béliveau.

El antiguo capitán de los Canadiens de Montreal falleció este martes 2 de diciembre de 2014, a los 83 años, dejando vacío su puesto habitual detrás del banquillo del equipo de sus amores. Dejando a su alma gemela, Élise, y dejando entre lágrimas a millones de fanáticos de Montreal, de todo Quebec y de todo Canadá.

“Como millones de fanáticos de hockey que siguieron la vida y carrera de Jean Béliveau, los Canadiens están de luto hoy por la muerte de un hombre cuya contribución al desarrollo de nuestro deportes y nuestra sociedad fue inmesurable”, señaló Geoff Molson, dueño de los Habs, en un comunicado.

Clase” y “Caballero” fueron siempre palabras que acompañaron al “Gros Bill”, como era conocido el espigado hombre. Como jugador fue imponente –en parte por los 191 centímetros que medía- pero al mismo tiempo tenía la delicadeza de un Rey y una sonrisa siempre en el rostro.

Béliveau logró algo que quizá nadie consiga: estar vinculado a más de la mitad de todos los campeonatos que los Canadiens de Montreal han ganado en sus más de 100 años de historia. Como jugador levantó 10 veces la Copa Stanley, mientras que como directivo del club sumó otros siete títulos.

Pero desde la noche del martes pocos han hablado de lo cuantificable, sino de la calidad, del calor humano que dejó el eterno número 4 en sus más de ocho décadas de vida.

Jean Béliveau tiene un lugar en el pedestal más alto de la historia de Montreal, junto con Maurice Richard. Ambos no fueron sólo excelentes jugadores, fueron innovadores sociales, que ayudaron a dar forma a una sociedad canadiense que luchaba por encontrarse y definirse en los años 50 y 60.

Jean Beliveau Camiseta

Foto: Pablo A. Ortiz / Grupo NM

El Gros Bill representaba todo lo que representa Canadá. De familia francófona pero con fuertes raíces anglófonas, Béliveau logró unir a todos en base a la caballerosidad.

Nunca dejó mal a nadie, ni a su familia, ni sus compañeros de equipo, ni menos a sus fanáticos. De hecho hasta hace un par de años Béliveau había respondido literalmente cada una de las cartas y mensajes que recibió por décadas de parte de los fanáticos (aquí pueden leer una historia sobre eso). Para él, era parte del trabajo.

Muchos quisieron involucrarlo en la política. El antiguo primer ministro Brian Mulroney buscó convertirlo Senador en dos oportunidades, pero Béliveau lo rechazó. En 1994 Jean Chrétien lo nominó como Gobernador General, un cargo muchos menos político. Sin embargo, el hombre de familia se impuso. En ese momento sufría algunos problemas al corazón. Además, decidió encargarse de su hija y sus dos nietos, quienes se habían quedado sin un padre de familia.

Los homenajes no faltarán. Su número ya se encuentra en lo más alto del Centre Bell, retirado desde hace varios años. Los discursos, los videos, todos se van multiplicando en honor al caballero del hockey, quien será recordado como un ciudadano ejemplar, incluso antes que como un jugador exitoso.

Aquí el mensaje que dejó el Primer Ministro de Canadá:

Twitter Primer Ministro

Y aquí el emotivo video que publicó la NHL, con los comentarios de varios jugadores:

Y este es el video homenaje que publicó el club: