miércoles, 3 de diciembre de 2014

Ajuste presupuestario en Quebec: el efecto para los particulares y la meta del equilibrio presupuestario

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:
Carlos Leitao

Foto: Captura de pantalla

Este martes fue el turno de Quebec para anunciar su ajuste presupuestario. Sin mayores sorpresas el gobierno anunció que mantiene su proyección de déficit de 2,35 millardos de dólares para el ejercicio fiscal actual (2014-2015). También mantiene su objetivo de alcanzar el anhelado equilibrio presupuestario para 2015-2016.

Carlos Leitao, ministro de Finanzas de la provincia, realizó el anuncio correspondiente al otoño 2014, en el que aseguró que se mantienen en el camino para controlar los gastos y tener los ingresos suficientes para lograr un presupuesto equilibrado el año entrante.

Los anuncios para el ahorro han venido dándose en las últimas semanas, mientras en Montreal, durante el fin de semana se dio una gran  manifestación en contra de la “austeridad”. Las medidas anunciadas hasta ahora encuentran eco en buena parte de la población (así ocurre, por ejemplo, con la decisión de guarderías subvencionadas), sin embargo, muchas voces se han levantado expresando su preocupación sobre los efectos que los recortes traerán a los servicios en general. El propio ministro había reconocido el verano pasado que esto efectivamente pasaría.

Leitao reconoció este martes que hay gente preocupada por los efectos que las medidas pueden generar en su día a día. “Los quebequenses están preocupados. Las personas protestan y tienen derecho a hacerlo. Pero creo que hay un gran número de quebequenses que apoyan nuestra acción y que están completamente de acuerdo con que seamos capaces de vivir con nuestros propios medios, de pagar los gastos recurrentes, porque eso se trata de hacer con nuestros ingresos recurrentes. Estamos a punto de llegar a ese equilibrio”.

De acuerdo con el titular de las finanzas públicas, 84% de las medidas fueron diseñadas para lograr el equilibrio en la relación de ingresos-gastos.

Leitao aseguró en su discurso que la economía de Quebec está en crecimiento. “Logrando el equilibrio presupuestario vamos a recuperar nuestra capacidad de intervenir, de reaccionar”, dijo el ministro, agregando que este año la Belle Province tendrá un avance de apenas 1%, pero que en el 2015 el crecimiento del PIB será de 1,6%. Los resultados estarían por debajo del promedio nacional y del avance de otras provincias, sobre todo las del oeste, que son las que, a fin de cuentas, están impulsando el crecimiento de Canadá.

Con las medidas, el gobierno pretende llevar a las arcas de Quebec unos 600 millones de dólares adicionales, que aportarán, en gran medida, los contribuyentes y las empresas.

Puntos a destacar de la revisión del presupuesto

  • Para las personas naturales

Uno de los efectos, directo a sus bolsillos, que tendrán las medidas anunciadas es la abolición de la tasa reducida en el impuesto sobre los seguros de vehículos y un incremento en el derecho de matrícula para los vehículos de alta cilindrada. En el caso de los seguros, el incremento llevará la tasa a 9%, lo que equivale a un costo adicional de unos 20 dólares. Para las matrículas de vehículos de alto cilindraje (5,2 a 7 litros), el costo del trámite pasará de 162 a 376 dólares. Ambas medidas permitirán al gobierno acumular una suma de 143 millones de dólares, según los cálculos gubernamentales.

El gobierno también reduce la tasa de crédito fiscal para las cotizaciones sindicales y profesionales, la cual pasará de 20 a 10%. Prevén que esto generará unos 112 millones de dólares.

  • Para las empresas

Las instituciones financieras son el centro de una de las medidas. Quebec abolió la tasa reducida de impuesto sobre el capital de las empresas aseguradoras. También aplicará un impuesto temporal de 1,68%, tanto a los bancos como demás entidades financieras, por concepto de salarios. El tributo estará vigente por los próximos dos años y sólo en 2015 permitirá generar unos 125 millones de dólares.

También se impone una prima al carbón para los distribuidores de hidrocarburos. Si bien esta es una medida que afecta directamente a las compañías, el consumidor final también verá un efecto en su bolsillo, pues se prevé que con la comisión adicional el precio del litro de gasolina en Quebec aumente unos 2 centavos. La medida entrará en vigencia en enero.

Al mismo tiempo y como incentivo a mantener la economía en movimiento en un período de menor gasto, el ministro Leitao anunció que habrá una reducción de las tasas de cotización de las pequeñas y medianas empresas (pymes) a los Fondos de Servicios de Salud. La tasa para las pymes en el sector manufactura se redujo de 8 a 4%. También se prevé la activación de un nuevo crédito fiscal para el sector agrícola.

Sobre los gastos previstos para el ejercicio fiscal, Leitao informó que éstos registrarán un aumento de 2,4% este año, pero en 2015-2016 el avance será sólo de 0,8% para alcanzar el equilibrio presupuestario.

Las reacciones

Nicolas Marceau, diputado por el PQ y exministro de Finanzas en la administración de Pauline Marois, indicó que las medidas anunciadas por el gobierno liberal representan “una pequeña guía de lo que no se debe hacer cuando no se está creciendo económicamente: aumentar los impuestos, mientras la pérdida de empleos sigue en todas las regiones”.

“Es la primera vez, después de un largo período, que el ministro de Finanzas prevé una baja neta del empleo, con una pérdida de 1.600 puestos de trabajo este año (…) El efecto liberal es negativo; su parte positiva sólo existe en la realidad del primer ministro, Philippe Couillard, lejos de la gente”.

Marceau aseveró además que el gobierno “no prevé medidas para el relanzamiento de la economía y la creación de empleos. Los aumentos de los impuestos anunciados, además del aumento de las tarifas de las guarderías, compensarán la ausencia total del crecimiento”.

Por su parte el líder de la CAQ, François Legault, aseveró que el gobierno de Couillard escogió “sacrificar a los quebequenses de clase media”, en su ajuste presupuestario.

“No hay nada para los trabajadores de la clase media (…) El poder de compra de los quebequenses juega un rol importante en el relanzamiento de nuestra economía. Con las nuevas medidas quedará menos en los bolsillos de los contribuyentes”.