miércoles, 3 de diciembre de 2014

Senadora canadiense preocupada por las acusaciones presentadas contra venezolana María Corina Machado

Publicado en:
Canadá Portada
Por:
Temas:
Foto: Captura de pantalla / YouTube

Foto: Captura de pantalla / YouTube

La senadora Raynell Andreychuk (Conservadora) reiteró este martes su preocupación por el funcionamiento del sistema de justicia de Venezuela, aseverando que éste debería ser independiente. El pronunciamiento se realizó en el marco de la presentación de la dirigente opositora venezolana, María Corina Machado, quien acudió este miércoles ante la Fiscalía de Venezuela, en calidad de imputada, por haber supuestamente auspiciado un “plan de magnicidio” contra del presidente de la República, Nicolás Maduro.

“Los venezolanos deberían poder contar con sus tribunales para conservar el Estado de derecho”, indicó la senadora, quien pidió a las autoridades venezolanas garantizar que los cargos no tienen motivos políticos y que el poder judicial venezolano es capaz de funcionar de forma independiente.

Para la legisladora, las alegaciones de intimidación hacia opositores políticos y la politización de las instituciones del Estado siguen, mientras el gobierno enfrenta las presiones económicas y sociales que dieron pie a las violentas manifestaciones de inicio de este año.

En junio de este año, la senadora propuso una moción ante el Senado de Canadá, en el que pidió que la instancia esté atenta ante la situación que vive Venezuela. Al gobierno de Nicolás Maduro exigió que se detuvieran las acciones violentas, la represión de civiles e instaurar un diálogo serio e inclusivo que permita restablecer el Estado de derecho y la constitucionalidad; la independencia del aparato judicial y de otras instituciones del Estado, así como respetar y proteger los derechos universales de la persona, entre ellos la libertad de expresión y de prensa.

Otras de las exigencias planteadas incluyen la activación de medidas que permitan combatir la inflación, la corrupción y la anarquía y que aseguren el bienestar de todos los venezolanos.

A todos los partidos y parlamentarios del país suramericano, la moción propuso que sus militantes se abstengan de cualquier acto de violencia y que se comprometan a un diálogo que dé paso una solución política a la crisis.

Mientras tanto, Machado, quien llegó a la sede de la Fiscalía venezolana rodeada de simpatizantes y amigos, indicó esta mañana que el gobierno de Maduro está “absolutamente desesperado” porque el “fracaso ha sido total”, no sólo en el plano económico”.

Agregó en una entrevista con un medio local que “estoy muy consciente que cuando uno habla con la verdad, siente una enorme serenidad. Toda Venezuela sabe que esta es una enorme patraña”.

Varios parlamentarios canadienses se han pronunciado este año sobre la situación que vive Venezuela. En febrero, en plena crisis generada por masivas protestas en las principales ciudades del país, el Parlamento aprobó una moción en la pidió el cese de la violencia y la liberación de los estudiantes detenidos.