viernes, 5 de diciembre de 2014

Con 56.000 voluntarios en todo Canadá hoy arranca la “Opération Nez rouge”

Publicado en:
Ciudad Portada
Por:
Temas:
Opération Nez rouge 2014

Foto: Opération Nez rouge

Hoy arranca la conocida Opération Nez rouge, en la que 56.000 voluntarios de todo Canadá estarán allí para garantizar que tras las fiestas típicas de esta fecha, los conductores lleguen sanos y salvo a casa.

En todo el país, el programa estará activo en 100 comunidades, de las cuales 61 pertenecen a Quebec. La iniciativa se llevará a cabo hasta el próximo 31 de diciembre, bajo el lema de  una elección ganadora, un choix triomphal.

¿Cómo funciona? Esta iniciativa, que celebra este año su edición número 31, permite a aquellas personas que prevén tomarán alcohol durante las fiestas, planificar su regreso a casa con un voluntario de Nez rouge. Es importante hacer la planificación respectiva. Puede llamar al teléfono de Opération Nez rouge de su región o llamar al servicio de ayuda provincial 1 866 Desjardins, 1 866 337-5273. Recuerde también que la iniciativa cuenta con aplicaciones móviles tanto para Apple como para Android, las cuales le permitirán llamar al centro más cercano y conocer los tiempos de espera en todas las regiones de Quebec.

El servicio no tiene costo, sin embargo, los que reciben el acompañamiento pueden dar una contribución.

Según las estadísticas de Opération Nez rouge, en 2013 lograron recabar 1,5 millones de dólares.

En 2013 participaron un total de 56.400 voluntarios, 42.600 de ellos en Quebec. Asimismo, se celebró la marca del voluntario número 1.000.000 en ser parte del programa.

Tan sólo en la primera noche de operaciones, el año pasado se realizaron 2.275 acompañamientos en toda la Belle Province.

Durante la operación en 2012, 88.000 conductores fueron acompañados hasta sus casas (en todo el país), de forma segura, por los voluntarios de Nez Rouge.

Esta idea nació en 1984 de la mano de Jean-Marie De Koninck, quien era profesor de matemáticas y entrenador del equipo de natación de la Universidad Laval, en la capital de la provincia. Su mensaje era ofrecer un servicio a aquellos que habían bebido durante las fiestas para que puedan regresar a su casa de manera segura con un voluntario conduciendo su vehículo.

De esta manera, dice, se evitan los numerosos accidentes de vehículos que se registran en todas partes del mundo durante esta temporada.