miércoles, 10 de diciembre de 2014

La noche de Jean Béliveau: el emotivo homenaje de los Canadiens de Montreal a su eterno número 4

Publicado en:
Deportes
Por:
Temas:
Homenaje Jean Beliveau Canadiens de Montreal

Foto: RDS

Ha sido una semana muy emotiva para los fanáticos del hockey y los canadienses en general. Para todos los que crecieron viendo jugar a Jean Béliveau, así como aquellos que crecieron viendo, escuchando y leyendo sobre su legado.

Miles de personas le dijeron adiós en la capilla ardiente que duró dos días. Pero su verdadera despedida era en el lugar de sus amores, en la cancha de hockey, sentado junto a su esposa en el lugar que tenía reservado en el Centre Bell.

Los Canadiens de Montreal rindieron un emotivo tributo al eterno número 4, al caballero del hockey, a un montrealés, quebequense y canadiense ejemplar.

VER MÁS – Hasta pronto, Le Gros Bill: El legado que Jean Béliveau dejó en Montreal, Quebec y todo Canadá

Los Habs enfrentaron este martes a los Vancouver Canucks en una noche dedicada al Gros Bill. Un video mostró un resumen de su vida, de sus logros tanto sobre el hielo, como fuera de él. Su homenaje incluyó un minuto de silencio que casi se extendió por todo el país y que se rompió con una gran ovación, capaz de sacar lágrimas a cualquiera.

Fue un aplauso para alguien que se lo merecía. Su esposa, Elise, estuvo en el estadio, en el mismo lugar en el que acompañó a su esposo por muchos años. Su familia no pudo contener las lágrimas, las cuales se mezclaban con los “gracias” que lanzaban a los miles de fanáticos en el Centre Bell y a los millones viendo en sus casas.

Para cerrar, que mejor tributo que cantar al unísono el O Canada. Aquí el video del resumen.

De igual forma, vale la pena compartir este otro video, hecho por Tim Thompson, encargado de los montajes para Hockey Night in Canada. Su tributo hizo un balance perfecto entre su carrera como jugador y su legado como persona, acompañado de la ópera La Bohème, la favorita de Béliveau.

Por cierto, los Canadiens ganaron 3-1 a los Canucks. Otro buen regalo para Le Gros Bill.