martes, 16 de diciembre de 2014

¿Una guerra contra la Navidad en Canadá? Lo que dijo una diputada sobre lo “políticamente correcto”

Publicado en:
Canadá Portada
Por:
Temas:
Navidad Noticias Montreal Pablo Ortiz

Foto: Pablo A. Ortiz / Grupo NM

Por sexto año en fila una diputada conservadora pidió la palabra en el Parlamento de Canadá para hacer la misma denuncia: lo “políticamente correcto” está acabando con la Navidad.

Lo interesante de la historia es que se trata de la diputada Nina Grewal, quien es de origen indio y es sij.

A pesar de que la Navidad no sea parte de sus creencias religiosas, la diputada de la circunscripción Fleetwood-Port Kells, en Vancouver, dice que en su afán por ser “políticamente correcta”, la sociedad canadiense está olvidando su patrimonio, el cual es cristiano y el cual celebra la Navidad.

Por seis años consecutivos Grewal ha dicho ante sus compañeros en la Cámara de los Comunes que es “una lástima que muchos sientan la necesidad de abandonar sus tradiciones para calmar las sensibilidades de los no cristianos”, señaló este año, días antes del cierre de las actividades del Parlamento en Ottawa.

“Señor presidente, yo soy sij, y no me ofendo por la gente que celebra la Navidad en una manera tradicional, así que en lugar de la absurda intención de ser políticamente correcto, todos deberíamos sentirnos orgullosos de nuestras tradiciones y creencias y disfrutar esta temporada de alegría, paz y buena voluntad”.

Para cerrar dijo: “Feliz Navidad para todos”.

En años anteriores la diputada conservadora de 56 años ha señalado que el celebrar la Navidad no tiene nada en contra de la diversidad cultural y religiosa que defiende Canadá. Todos tendrán espacio para hacer respetar sus creencias, de la misma manera en que todos deberían defender las tradiciones históricas del país.

Algunos argumentos

El análisis de Grewal tiene algunos fundamentos. En los últimos años se han multiplicado las historias sobre decoraciones de Navidad que han tenido que ser desmontadas o los mensajes que han tenido que ser modificados para que la temporada de fiestas no luzca como una celebración netamente cristiana.

Por ejemplo, hace unos días se desató una polémica en Ste. Anne de Bellevue luego de que las autoridades decidieron no instalar una tradicional representación de la natividad frente a la biblioteca pública, como una forma de demarcar la separación entre el Estado y la Iglesia.

Sin embargo, muchos ciudadanos se quejaron por la decisión, señalando que se trata de un patrimonio histórico y no un ataque hacia las otras religiones. Las autoridades se defendieron señalando que si bien no se puso la representación del nacimiento de Jesús, sí fueron instaladas decoraciones de Navidad, con árboles, luces y Santa Claus.

En Ontario también se han registrado varias polémicas por decoraciones que no han sido instaladas para no herir la sensibilidad de las personas no cristianas.

Aquí el mensaje de Grewal de este año: