jueves, 18 de diciembre de 2014

Dos decisiones, dos momentos haciendo historia

Publicado en:
Blogs Portada
Por:
Temas:
Foto: Captura de pantalla / CNN

Foto: Captura de pantalla / CNN

Este miércoles vimos dos grandes anuncios. El primero de ellos por parte de Raúl Castro y Barack Obama. Éste debe cambiar la historia de las relaciones de los últimos 54 años entre los Estados Unidos de Norteamérica y Latinoamérica. La administración de Obama debe luchar con el Congreso de su país para lograr reformar las leyes que permitan darle fin al embargo contra Cuba establecido en octubre de 1960. No parece ser fácil. ¿Estoy de acuerdo con este paso? Sí. ¿Completamente? No. Es necesario que se produzcan cambios reales en Cuba y no aceptar una nueva China en Latinoamérica, en donde los Derechos Humanos y las instituciones democráticas estén bajo el control de una minoría.

Las diferencias entre China y Cuba son enormes. La administración de Obama debe apoyar libertades plenas y el establecimiento de instituciones libremente electas para los cubanos. Cuba no se debe convertir simplemente en un nuevo mercado donde operen con todas las ventajas conocidas las corporaciones americanas, mientras la situación de los cubanos sea seguir viviendo en la oscuridad.

Al papa Francisco se le da mérito por haber apoyado decididamente el cambio en las relaciones cubano-americanas. Canadá también jugó un rol importante, lo que es muy positivo, sin embargo, el primer ministro Harper debe prestar mucha atención a lo siguiente: no se olvide del Falun Gong y de los muchos casos denunciados de abuso laboral, especialmente con niños, que todos sabemos ocurren en China. ¿Usted quiere que Cuba se convierta en el nuevo comunista “capitalista” del Caribe?

Danielle Wildrose Canada Alberta

Foto: Facebook / Danielle Smith

El segundo anuncio lo dio Danielle Smith, líder de mi partido, el Wildrose, quien decidió apoyar a Jim Prentice y unirse al partido PC en Alberta. Para mí ambos son similares si consideramos que los hicieron argumentando dar un paso al frente sin tomar en consideración lo que realmente debe motivar la acción de un líder: la gente.

Ingresé al Wildrose en abril de 2014 creyendo que era una gran oportunidad para participar e involucrarme en la política canadiense, confiando en el liderazgo de Danielle. Estaba cansado de la forma en que Allison Redford y el partido PC dirigían los destinos de Alberta. Los del PC decidieron quitarle el apoyo a Redford y ella renunció. Prentice ganó el proceso y se convirtió en el nuevo líder de los PC y, para ser honestos, él merece una oportunidad para demostrar que no sólo puede dirigir nuestra provincia sino que también puede cambiar a su partido. Él así lo decidió, que así sea.

Sin embargo, una cosa es dejarlo a él hacer su trabajo y otra muy distinta es ser irresponsable con la gente a la cual representas como parlamentario y como líder de un partido político. Si Danielle sintió que no tenía otra opción sino la de apoyar a Prentice, su decisión tuvo que haber sido renunciar a su rol como líder del Wildrose y también a su cargo como diputada en la legislatura provincial. Era lo correcto. De otra forma sólo está jugando a la política.

Creo firmemente en la Política con P mayúscula. Me motiva la pasión por el servicio. En mi querida patria, Venezuela, me hice político cuando sólo contaba con 16 años por la pasión que despertaba y aún despierta en mí. A pesar de todas las cosas que he vivido en casi 30 años, aún pienso seguir en la Política porque quiero seguir sirviendo al bien común de las personas, creyendo firmemente en aquellos Principios, Ideas y Valores que aprendí, actuando siempre apegado a ellos y siendo respetuoso de cada persona. De otra forma no funciona para mí.

Dos decisiones, dos momentos haciendo historia. Ellas son oportunidad para aprender que la Política se trata de servir al bien común de todos y cada uno aquellos que vivimos en la ciudad, país y mundo que compartimos.

Twitter: @JosueIRamirez