jueves, 18 de diciembre de 2014

Sony cancela el estreno de The Interview ante amenazas, mientras EE UU acusa a Corea del Norte

Publicado en:
Entretenimiento Portada
Por:
Temas:
The Interview Sony

Foto: Sony Pictures

Los hackers ganaron. Luego de que varias cadenas de cine decidieran cancelar la premier de The Interview, su productora, Sony, decidió detener por completo el lanzamiento de la película.

Este miércoles cinco grandes cadenas de Norteamérica decidieron cancelar el estreno de la película, pautado para el 25 de diciembre. Una de ellas fue Cineplex, la empresa de cine más grande de Canadá.

“Cineplex se toma con seriedad su compromiso hacia la libertad de expresión, pero queremos reafirmar a nuestros clientes y trabajadores que su seguridad es nuestra prioridad número uno”, señaló la empresa en un comunicado.

La película tiene como protagonistas al canadiense Seth Rogen y James Franco, quienes interpretan a dos periodistas de televisión que son reclutados por la CIA para una misión secreta con la finalidad de asesinar al líder de Corea del Norte, Kim Jogn Un.

El tema del largometraje creó un gran malestar en el país asiático. Pocos días después un grupo de hackers, llamado Guardians of Peace, lanzó un ataque contra los servidores de Sony, de los que se obtuvo una gran cantidad de información confidencial que ha ido apareciendo en internet.

El ataque también incluyó amenazas en caso de que la empresa mantuviera su plan de presentar The Interview este día de Navidad. Los mensajes hacían referencia al 11 de septiembre de 2001 y alertaba a la gente sobre estar cerca de cines que proyectaran la película.

Corea del Norte responsable

El caso llevó al FBI a lanzar una investigación. El organismo de seguridad dice haber encontrado evidencia de que Corea del Norte estaba vinculada al ataque de los hackers, según reportó la agencia AP citando a fuentes oficiales.

El gobierno de Pyongyang ha negado las acusaciones, aunque mantiene que el publicar la película representaría un “acto de guerra”.

En Canadá, el ministro de Seguridad Pública, Steven Blaney, señaló que el gobierno “está siempre vigilante y monitoreando cualquier amenaza contra Canadá y los intereses canadienses”. Sin embargo, no quiso referirse directamente al caso de The Interview.