viernes, 26 de diciembre de 2014

Inmigración y transición profesional: La temporada de fiestas y la red de contactos profesionales

Publicado en:
Blogs Portada
Por:
Temas:
Tarjetas Business Cards

Foto: Pablo A. Ortiz / Grupo NM

A lo largo del otoño, hemos hablado acerca de las lagunas importantes que hay que llenar a medida de que usted traza una hoja de ruta para alcanzar el éxito profesional en Canadá:

  1. Mejorar su nivel de inglés y francés.
  2. Validar y actualizar sus credenciales.
  3. Destacar cuan transferible es su experiencia de trabajo adquirida en el extranjero y combinarla con experiencia local para contrarrestar cualquier duda restante.

¡Recuerde que este último paso se refiere menos a sus habilidades técnicas y más a hacerle saber a sus posibles empleadores que pueden contar con su actitud positiva, sus habilidades interpersonales y su capacidad de adaptación! Estas aptitudes muestran su capacidad para integrase exitosamente a un nuevo entorno de trabajo lo cual usted puede demostrar fácilmente con un primer empleo o experiencia como voluntario, siempre y cuando obtenga una recomendación. Y hablando de recomendaciones y relaciones interpersonales…

En plena temporada de fiestas, concluimos esta serie de artículos dedicados a cómo superar los posibles obstáculos para alcanzar el éxito profesional con una actividad que puede ser intimidante, pero también puede resultar muy divertida: ¡ampliar su red de contactos profesionales!

Todos hemos escuchado que el 80 por ciento de los empleos nunca se publican, sino más bien los puestos vacantes se cubren gracias a contactos profesionales. Sin embargo, si el simple hecho de mencionar las palabras ‘hacer contactos’ (networking o résautage) lo confunde o le provoca ansiedad, permítanos tranquilizarlo, ¡esta puede ser una actividad grata!

Para hacer contactos solo basta con:

  1. Entablar una conversación amena con personas que comparten intereses comunes a los suyos.
  2. Mostrar una actitud positiva que busca tanto brindar como recibir ayuda.

Lo más probable es que usted ya cuente con esas disposiciones, ¡especialmente si ya se ha contagiado con el buen humor que traen las fiestas decembrinas!

Bien sea que esté reanudando su relación con algún colega, amigo, o conocido o más bien esté conociendo a una nueva persona, a continuación le presentamos dos consejos que podrá poner en práctica a la hora de compartir un cóctel decembrino con un posible contacto profesional:

Consejo #1: Mantenga una conversación amena

Una relación profesional tiende a ser más estrecha cuando se rompe el hielo —quizás durante todo su primer encuentro— con un tema que no esté relacionado al ámbito profesional. Así como no es recomendable hacer nuevas amistades justo cuando se necesita un favor —como ayuda para cargar cajas en una mudanza— tampoco es recomendable acercarse a un nuevo contacto profesional y preguntarle: “¿Qué puede hacer usted por mí hoy?”. Las personas pueden ver más allá y considerarlo intrusivo, superficial o simplemente descortés.

Puesto que toda relación está basada principalmente en la afinidad y la confianza, esfuércese más bien en escuchar y conocer a la persona en vez de hablar para tratar de causar una buena impresión. Busque intereses comunes —hijos, viajes, conciertos, pasatiempos, deportes— comparta ideas, ríase y haga un nuevo contacto. Solo después pregunte: “¿A qué se dedica? ¡Puede decirme más al respecto!”.

Debería ser agradable conocer a nuevas personas y fortalecer su relación con las que ya conoce, así que sonría y disfrute.

Consejo #2: Brinde y reciba ayuda

Las relaciones profesionales, como las amistades, han de ser consideradas como compromisos a largo plazo. Claro está que no requieren tanto tiempo como las amistades, pero no espere un ‘retorno sobre la inversión’ inmediato. A veces, su red de contactos profesionales puede beneficiarlo meses o hasta años después y es precisamente la afinidad y la confianza mutua lo que hará que la otra persona se ponga en contacto con usted. Puede que sea para infórmale acerca de una vacante o hasta para recomendarlo para una oportunidad. Y puesto que el hecho de dedicarle tiempo a la relación es la mejor forma de empezar a desarrollar esa confianza mutua, empiece por identificar las necesidades de su nuevo contacto profesional y ofrézcale su ayuda. Comparta un artículo pertinente, notifíquele respecto a un evento futuro, preséntele a alguien que usted conozca y que pueda brindarle ayuda, invítelo a un evento organizado por su empresa o agréguelo a su lista de correo de buenos deseos para las fiestas. Al reforzar este vínculo primero, sin esperar nada a cambio, usted anima a los demás a hacer lo mismo. ¡Nunca se sabe lo que pueda pasar! Así que comparta sus objetivos profesionales, pero concéntrese en dar en lugar de recibir. ¡Sea amable y esté dispuesto a tender la mano y se sorprenderá al ver como esta energía positiva regresa a su vez para ayudarlo!

La Escuela de Educación Continua de la Universidad McGill, con motivo de las fiestas decembrinas, desea dirigir un saludo cordial a toda la comunidad de NM Noticias Montreal. ¡Esperamos reconectarnos con ustedes en 2015!

Para contactar a la Escuela de Educación Continua de la Universidad McGill pueden entrar aquí.