domingo, 28 de diciembre de 2014

El metro de Buenos Aires quedó allá lejos y hace tiempo

Publicado en:
Blogs Portada
Por:
Temas:
Foto: Flickr / Haceme un 14

Foto: Flickr / Haceme un 14

Hace unos días, los ciudadanos de Buenos Aires se desayunaron con que luego de siete años de obras, se terminó la construcción de 3 nuevas estaciones de metro, pero que recién serán inauguradas dentro de tres años más.

En 2013, en tanto, y luego de más de seis años de haber concluido los trabajos, el gobierno porteño estrenó dos estaciones de subtenombre con el que se lo conoce en la Argentina-, ¡como si se tratara de un nuevo canal interoceánico!

¿Cómo hay que entender esto? ¿Está esta nación sudamericana mejor que Canadá y que Australia, tal como le gusta repetir a su presidenta, Cristina Kirchner?

En la década del 80, 50 kilómetros del metro de Singapur demandaron apenas 22 meses.

Otros, inaugurados a fines del siglo XIX (como el de Londres) o a principios del XX como el de Nueva York o el de París, dan mucha envidia a cualquier ciudadano de Buenos Aires. Es casi imposible caminar un par de calles y no encontrar una boca de acceso.

Además, subterráneos construidos en los últimos años le han sacado varias cabezas de ventaja al bonaerense.

Por caso, el de San Pablo, Brasil, tiene 40 años.

El de Caracas cumplió 31 años.

El de Santiago, Chile, tiene 38 años y una extensión que duplica al de Buenos Aires.

El de San Francisco, en California, va por las cuatro décadas.

El de Atlanta, en Georgia, Estados Unidos, cumplió 35 años y es muy, pero muy extenso.

Ni hablar del de Vancouver, en Canadá. Con 30 años, es un verdadero lujo.

El metro de Montréal es el sistema circulatorio de una ciudad subterránea. Tiene 48 años.

El de Toronto, en tanto, va por las seis décadas.

Por último, el de Washington tiene 38 años y parece un tren del futuro.

La mayoría de ellos arriba hasta el o los aeropuertos y combina con todas las líneas de trenes que, a su vez, cruzan el país.

En fin, hay más ejemplos, pero con éstos sobran.

Mientras tanto, el subway de la ciudad de Buenos Aires, con 101 años de edad, aún no arribó siquiera a los barrios de Saavedra o Liniers y, por lo pronto, está muy lejos de eso, pero la señora de Kirchner anunció por séptima vez que hará un tren subterráneo hasta Moreno, pueblo de la periferia ubicado a 32 kilómetros del centro.