jueves, 8 de enero de 2015

Atentado en Francia: policía sigue tras la pista de los hermanos Kouachi

Publicado en:
El Mundo Portada
Por:
Temas:
Cherif Said Kouachi

Foto entregada por la policía francesa

La policía sigue tras los hermanos Kouachi, dos de los responsables del atentado contra el semanario Charlie Hebdo y quienes se convirtieron en los hombres más buscados de Francia.

Mucha información ha salido a la luz sobre Cherif Kouachi, de 32 años y Said Kouachi, de 34.

El más joven de los hermanos tiene un pasado criminal que lo llevó a prisión en el pasado por un caso similar. En 2008 fue sentenciado a 18 meses de cárcel por intentar unirse a un grupo terrorista musulmán que combatía en Irak.

De igual forma, muchos reportes y documentales han logrado identificar a Kouachi, quien pasó de ser un joven adaptado a la sociedad francesa, a convertirse en un radical islámico, violento y con mentalidad criminal.

VER MÁS – Charlie Hebdo: el semanario satírico francés que terroristas se empeñaron en silenciar

Sobre su hermano Said no hay mucha información pública, pero el Primer Ministro de Francia, Manuel Valls, señaló en una entrevista de radio que las autoridades conocían a Said, al punto que lo tenían bajo vigilancia, pero no señaló las razones por las que era seguido por las autoridades.

El tercero de los responsables del terrible atentado de este miércoles se entregó a la policía. Mourad Hamyd, de 18 años, se presentó a una estación de la policía luego de que se hiciera público su nombre.

Hasta ahora las autoridades no han señalado los vínculos de este joven con los hermanos Kouachi, ni tampoco han hablado del rol que tuvo durante los ataques.

Según el diario The New York Times, otras siete personas habrían sido detenidas para ser interrogadas, aunque se desconoce sus identidades o su relación con los hermanos Kouachi.

Este jueves la policía llegó en grandes cantidades a Crepy-en-Valois, una población al noreste de París, donde presuntamente se habían visto a dos hombres con una descripción similar a los sospechosos.

De igual forma, la policía intenta encontrar vínculos entre los responsables de la matanza y dos incidentes que ocurrieron en las horas siguientes: un robo a una estación de servicio y el asesinato de una oficial de policía.