viernes, 9 de enero de 2015

Llamadas rebasan capacidad de respuesta de las ambulancias en Montreal

Publicado en:
Ciudad Portada
Por:
Temas:
Ambulancia Montreal Urgence

Foto: María Gabriela Aguzzi V. / Grupo NM

Gripes, caídas por el hielo en la calle, problemas estomacales…todos motivos que han matenido ocupados a los paramédicos de Montreal y Laval, al punto de rebasar su capacidad de respuesta.

De acuerdo con Benoit Garneau, vocero de Urgences-Santé, para que el servicio de emergencias opere de forma idónea, el número de llamadas de diarias no debe ser superior a las 1.000. Tan sólo el lunes de esta semana, con el verglas que cubrió la ciudad, el total de llamadas recibidas fue 1.300.

VER TAMBIÉN: 

Garneau explicó al Journal Métro que en el punto más elevado, a comienzos de esta semana, Urgences-Santé llegó a recibir hasta 98 llamadas por hora.

El incremento en la solicitud de los servicios de emergencia es consecuencia directa de las caídas registradas en la “pista de patinaje” que se convirtió buena parte de la urbe tras la tormenta de hielo del domingo. Pero muchas personas llaman también al 911 por tener síntomas de gripe o dolores estomacales. El trabajo de los paramédicos es acudir a donde son llamados y llevar a los pacientes al hospital que les pidan.

Para Garneau esto puede ser un problema. Muchas personas llaman una ambulancia porque creen que llegando así a las emergencias de la ciudad serán atendidos de forma más expedita. El experto recuerda que así lleguen con los paramédicos, si la situación no es una urgencia grave, los pacientes deberán esperar tanto como los que llegan por sus propios medios.

La recomendación que hace Garneau, sobre todo a quienes tienen síntomas de gripe, es comunicarse más bien con Info-Santé.

Al incremento en el número de llamadas se le suman las condiciones meteorológicas, que a su vez complican las condiciones viales en general. Las intervenciones de cada ambulancia toman más tiempo que de costumbre con el frío extremo, la nieve y el hielo en las calles.

Durante los últimos días, Urgences-Santé ha tenido hasta 108 vehículos en funcionamiento durante los momentos más solicitados, lo que representa su capacidad máxima.