domingo, 11 de enero de 2015

Triste semana y polémicas declaraciones

Publicado en:
Blogs Portada
Por:
Temas:
Florencia Saintout Argentina Charlie Hebdo crímenes

Foto: Captura de pantalla / Twitter

Para los amantes y defensores de la vida, la democracia y la libertad culminó una dolorosa semana. La masacre perpetrada en un medio de comunicación francés y la ocurrida luego en un comercio de París dejaron un triste saldo de víctimas fatales.

Tal vez cueste creerlo, pero, tras la tragedia, en la Argentina se alzaron diferentes voces.

Una de ellas fue nada menos que la de la decana de la Facultad de Periodismo de la Universidad de La Plata, la militante kirchnerista Florencia Saintout, quien tuiteó: “Los crímenes jamás tienen justificaciones pero sí tienen contextos”, y luego, por televisión, agregó: “decir que es un atentado a la libertad de expresión es un reduccionismo interesado”.

No llaman la atención estas palabras si se recuerda que Saintout ha homenajeado con el premio Rodolfo Walsh -periodista argentino desaparecido durante la última dictadura militar- a Hugo Chávez y a Rafael Correa, entre otros.

Esta distinción se creó con el fin de “jerarquizar la enseñanza del periodismo en los ámbitos universitarios”.

Oportunamente, al entregar el galardón al fallecido mandatario venezolano, Saintout señaló que “para la Facultad es un orgullo premiar a un presidente como Chávez, que es defensor de la comunicación popular y un luchador por los que no tienen voz en los monopolios informativos”. En este sentido, destacó que “Chávez encabeza un proceso de integración latinoamericana que será comprendido, con el tiempo, en su verdadera dimensión”.

Más tarde, cuando llegó el turno del líder ecuatoriano, la facultad platense manifestó que “Rafael Correa es uno de los referentes actuales en la batalla contra la voluntad hegemónica que pretende encorsetar la palabra y, a través de ella, a los sujetos individuales y sociales”.

No hace falta recordar la manera en que Chávez y Correa, entre otros líderes latinoamericanos, han intentado -y logrado en la mayoría de los casos- enmudecer a la prensa en sus respectivos países.

El premio Walsh, que también recibieron Diego Maradona, Evo Morales y Hebe de Bonafini -titular de Madres de Plaza de Mayo y tristemente célebre por haber festejado el atentado contra las Torres Gemelas-, fue concebido para condecorar “a quienes a lo largo de toda una trayectoria y particularmente en estos últimos años han vuelto a darnos alegría desde lo popular, desde lo alternativo, desde lo político”.

Las palabras de Saintout no dejan de resonar en las cabezas de millones de argentinos. ¿Por qué será que al kirchnerismo le cuesta reconocer que alguien pueda pensar distinto? ¿Se puede ser capaz de desviar tamaña tragedia sólo para reparar el daño perpetrado en democracia? ¿En qué “contexto” habrá que entender los crímenes cometidos en el semanario Charlie Hebdo y en el comercio parisino?