lunes, 12 de enero de 2015

¿Se deberían prohibir los “toboganes” de nieve en Canadá? Un debate entre tradición y seguridad

Publicado en:
Canadá Portada
Por:
Temas:
Tobogganing Canada Toronto nieve

Foto: Flickr – Gordbould (CC)

El 2015 inició con un fuerte debate en Canadá: ¿Se debe permitir a los ciudadanos aprovechar las colinas en los parques como toboganes de nieve?

Las visiones se encontraron luego de que varias ciudades del país pusieran en vigencia prohibiciones contra el tobogganing (como se le conoce en inglés), uno de los pasatiempos preferidos de los canadienses.

En Toronto, por ejemplo, existen 14 parques en los que está prohibido deslizarse por la nieve. De no obedecer los ciudadanos pueden enfrentar multas de hasta $125.

Las ciudades han reaccionado de esta forma por dos razones: la seguridad de los ciudadanos y las consecuencias que podría generar. Muchos son los casos de personas que se han lesionado tras lanzarse por la nieve en los distintos parques municipales y que han optado por demandar a los gobiernos locales en busca de compensaciones.

Varios han sido los casos de personas que han recibido compensaciones por parte de alcaldías en reparo de las lesiones. Eso ha llevado a varias asociaciones médicas del país a pedir o prohibiciones o al menos medidas más rigurosas. Por ejemplo, un antiguo presidente de la Asociación Médica Canadiense propuso no vetar esta actividad, pero sí propone reglamentar el uso de un casco.

Incluso un estudio de la Universidad de Ottawa explica la efectividad de un casco al momento de un accidente ocurrido cuando se desliza por la nieve.

La situación no llega a ser preocupante, aunque según el Insituto Canadiense de Información sobre Salud, en el invierno de 2010-2011 se registraron 171 hospitalizaciones por accidentes tras lanzarse de colinas. Un tercio de los afectados eran niños menores de 10 años.

Tradición vs. seguridad

Esta semana se desató una nueva polémica, en Orangeville, Ontario, luego de que un anuncio que decía “no tobogganing” apareciera en Murray Mountain, uno de los parques preferidos de los habitantes –y especialmente los niños- durante el invierno.

En un comunicado enviado este 8 de enero, la alcaldía de la ciudad se defendió, señalando que ese anuncio ha estado presente desde el año 2009, cuando los terrenos pasaron a ser de propiedad pública, pero que por su ubicación era distinta, por lo que muchos no lo habían visto.

A pesar de su existencia cientos de personas aprovechan cada nevada para disfrutar en familia deslizándose por la nieve. Por eso es que decidieron realizar este domingo una protesta, un Sled-in, para llamar la atención de las autoridades y para que se llegue a un acuerdo sobre el uso de los parques y colinas públicas.

Pero las autoridades de Orangeville dicen que Murray Mountain nunca fue diseñada como una colina para deslizarse, no cuenta con los seguros necesarios ni se le hace el mantenimiento necesario. Sin embargo, están abiertos a discutir el tema durante las sesiones del Concejo Municipal.

¿Qué opinan, se debería prohibir esta actividad, una de las más tradicionales de Canadá?