martes, 13 de enero de 2015

El diáfano Hotel de Hielo de Quebec

Publicado en:
Ciudad Portada
Por:
Temas:
Hotel de Hielo Quebec 2015

Foto: Enrique García

El viaje a la Ciudad de Quebec fue definitivamente un gran descubrimiento, pues en estas épocas la vieja ciudad, de más de 400 años de historia, esconde los lugares más extravagantes y exóticos de esta estación invernal.

En esta temporada de invierno hemos visitado uno de los hoteles más impresionantes, no solo por su arquitectura, sino que también por la impresionante manera en la que fue construido. La asombrosa magia del recinto glacial canadiense es definitivamente épica. Deslumbrante por su elegancia artística y único por originalidad. El diáfano hotel es construido con casi 4 millones de galones de agua, 500 toneladas de hielo y 30 mil toneladas de nieve.

Hotel de Hielo Quebec City 2015

Foto: Enrique García

“El hotel de hielo es una importante experiencia, algo sensible dentro de un marco artístico y universal. No tratamos de solo promover la cultura quebequense, intentamos que se imaginen el tiempo y el espacio. Que viajen en el universo, en diferentes países y culturas que en los murales hemos mezclado”, nos comparte Pierre l’Heureux, director artístico del Hotel de Hielo de Quebec.

Espacio y tiempo son los temas centrales del iglú contemporáneo. Definitivamente, el visitante decorará sus pupilas viajando a través de los impresionantes muros glaciales. Desde la prehistoria, pasando por Leonardo da Vinci hasta los tiempos modernos de Charlie Chaplin. Este año cumple 15 años de historia.

“Algo que nos llama mucho la atención es darle una experiencia al espectador. Que no solamente venga a ver una exposición”, menciona Reynaldo Niño, Escultor del Hotel de Hielo.

El hotel cuenta con 44 habitaciones temáticas, con una espaciosa sala decorada de un majestuoso dinosaurio, con una capilla y su elegante bar. Cada detalle es deslumbrante. La noche en esta posada nórdica rebasa los 190 dólares canadienses. Una fascinante experiencia, imposible de olvidar.

“El Hotel de Hielo es algo impresionante, es algo que no se ve en nuestros países”, dijo el turista Manuel Valdez, quien por primera vez tiene la oportunidad de visitar esta construcción natural.

Foto: Enrique García

Foto: Enrique García

La pasmosa construcción abre sus puertas hasta el 22 de marzo. En sólo tres meses se han previsto alrededor de 100 mil visitantes y un presupuesto de construcción de más de 700 mil dólares canadienses.

“Es una cosa tan espectacular que tú no esperas, pero que sobre todo lo construyan a cada año, te quedas wow…”, nos comparte una familia de Puerto Rico, quienes visitaron la provincia de Quebec por tan solo unas semanas.

Al inicio de la primavera, más de 2.500 ladrillos de hielo serán consumidos por el despertar del sol. Estos regresarán a los caudalosos raudales del río San Lorenzo. El Hotel de Hielo se encuentra a tan solo 10 minutos del centro del viejo Quebec. Si pasa una noche en el hotel, le aseguro que no sentirá el frío. Es una experiencia que definitivamente tendrá que vivirla para que nadie se la cuente.