miércoles, 14 de enero de 2015

Alberta podría caer en recesión según la Conference Board. Prentice desestima la proyección

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:
Foto: Flickr / Kris Krüg (CC)

Foto: Flickr / Kris Krüg (CC)

Desde que comenzó la caída de los precios del petróleo, autoridades, agencia y  bancos han realizado análisis en los que se estima cuál será el impacto para la economía canadiense de esta nueva etapa. Un reporte de CIBC indicó, a mediados del mes pasado, que el efecto sería variable para las provincias canadienses, teniendo un mayor impacto en aquellas cuya economía depende en gran medida del crudo, como es el caso de Alberta.

Este martes, la Conference Board of Canada coincidió con la proyección de la institución financiera, advirtiendo que la economía de Alberta no sólo podría ralentizarse por el retroceso en el costo del petróleo en los mercados internacionales, sino podría caer en recesión.

Daniel Fields, economista de la organización, escribió en el reporte: “la provincia se va a ver afectada, sobre todo, en el frente del empleo, por la caída de los precios del petróleo, y es posible que caiga en recesión”.

Pero el primer ministro de Alberta, Jim Prentice, no está de acuerdo con la proyección de la Conference Board, asegurando que no encontró elementos convincentes en el reporte de la organización. “La opinión (de la Conference Board) es atípica entre todas las opiniones que han sido presentadas por cada una de las instituciones financieras de Canadá y por otros analistas económicos respetados”.

Prentice se queda con el consenso del resto de las proyecciones, que indican que la realidad actual reducirá entre 1,8 y 2,2%  del avance previsto durante este 2015 para Alberta, agregando que su gobierno está realizando medidas fiscales que contribuyan a mantener a la provincia en la senda del crecimiento.

Desde la recesión, tras la crisis financiera de 2008, Canadá en general se ha beneficiado considerablemente de los altos precios del crudo, pero ninguna provincia es tan dependiente de esta industria como lo es Alberta. De acuerdo con los datos del reporte de CIBC, 25% del PIB de la región proviene de esta industria; este sector aporta -a través de regalías- cerca de un cuarto de sus ingresos.

A pesar de la situación actual, el reporte de empleo correspondiente al mes de diciembre evidenció que fue esta provincia canadiense la que sumó más puestos de trabajo, a pesar de que su tasa de desempleo ascendió de 4,5% a 4,7%. Sin embargo, esta región del país es una de las que mantiene una de las tasas de desocupación más bajas.

En las proyecciones del Conference Board se habla también del empleo en Alberta. La organización advierte que las empresas petroleras que operan en la provincia han venido anunciado recortes en sus inversiones tras el desplome de los costos del crudo, lo que generaría un impacto negativo en el empleo.

Una de las empresas que ya anunció directamente que recortaría personal es Shell. El viernes de la semana pasada la multinacional informó que reducirá en 200 puestos la nómina de trabajadores en Albian Sands, donde laboran unos 3.000 empleados.