jueves, 15 de enero de 2015

Longueuil: Se mantiene prohibición de consumir el agua tras derrame de combustible

Publicado en:
Ciudad Portada
Por:
Temas:
hervir el agua

Foto: Pablo A. Ortiz / Grupo NM

La alcaldesa de Longueuil, Caroline Saint-Hilaire, prolongó a final de la tarde de este jueves la prohibición de consumir agua del grifo. Se prevé que la medida se mantenga por varias horas más.

Para las escuelas del territorio fue pedida más agua, dijo la alcaldesa. “Será distribuida y nos mantendremos en comunicación con las comisiones escolares al respecto. Encontramos el punto de fuga y se está reparando”.

Ante la situación se tomaron las siguientes medidas:

  • Está siendo distribuida agua potable embotellada en varios puntos de Longueuil, entre ellos, en el Colisée Jean-Béliveau.
  • Estarán activas cuatro cisternas que distribuirán el agua en el sector, pero es necesario llevar sus envases.
  • En Saint-Bruno-de-Montarville hay también distribución de agua potable en el Centre Marcel-Dulude (530 bulevar Clairevue Ouest), entre las 4:00 pm y las 11:00 pm.
  • En el caso de Boucherville se está distribuyendo agua en cuatro lugares. Para ver los puntos: aquí. Lectores este sector comentaron a NM que ya no se encuentra agua en los supermercados y la distribución, por dirección (piden prueba de domicilio), está siendo apenas de 3 litros para un hogar con dos personas.

Esta mañana

La alcaldía de Longueuil informó esta mañana que los ciudadanos de este suburbio de Montreal no deben beber el agua potable luego de varias denuncias sobre un fuerte olor a combustible.

Desde este miércoles varios ciudadanos han denunciado que el agua que sale de sus grifos tiene un fuerte olor a diésel. Otros incluso han señalado probarla y encontrar un fuerte sabor.

Las autoridades finalmente decidieron enviar la alerta a los ciudadanos de las regiones de Vieux-Longueuil, Saint-Hubert, Saint-Bruno-de-Montarville y Boucherville para que no consuman el agua potable.

Las escuelas de sector ya tomaron las medidas, dotándose de agua mineral embotellada para el consumo de sus estudiantes.

Este incidente se registra poco después de que se conociera de un derrame de diésel que contaminó parte del río St-Laurent. Se estima que más de 28.000 litros de este combustible cayeron al agua y podrían haber contaminado una de las fuentes de agua que surte a la ciudad.

La Dirección de Salud Pública de la región de la Montérégie se encuentra en una reunión de emergencia para saber la magnitud del problema y los siguientes pasos a tomar.

El problema ocurrió este miércoles, cuando se confirmó una rotura en una bomba de recolección de agua, lo que terminó vertiendo el diésel en el río. En principio la alcaldía señaló que no había problemas para el consumo del agua potable, sin embargo, este jueves tuvieron que revertir la situación ante las constantes quejas de los ciudadanos.

Se espera que la alcaldesa de Longueuil, Caroline St-Hilaire, de una rueda de prensa en los próximos minutos.