lunes, 19 de enero de 2015

Invierno y riesgo de caídas en el adulto mayor

Publicado en:
Portada Salud .0
Por:
Temas:
invierno y el adulto mayor cómo evitar caídas

Foto: Flickr / sashamd (CC)

Explicar por qué se caen los adultos mayores puede ser una respuesta extensa. En cortas palabras, factores biológicos producidos por los cambios ante el envejecimiento: disminución de la estabilidad, de la visión, de la masa muscular; factores de comportamiento como la tendencia al aislamiento social; factores socioeconómicos como bajos ingresos o la pobre educación, proporcionan una cadena de situaciones que deriva en las caídas del adulto mayor. A todos los comentados factores debemos añadirle uno, el ambiente. Para este caso hablemos sobre el invierno y riesgo de caídas sobre la base del segundo reporte de caídas de adultos mayores en Canadá.

Las condiciones climáticas pueden aumentar el riesgo de caídas si no se toman las medidas preventivas adecuadas. En Canadá, la temperatura y las precipitaciones son factores que pueden producir superficies mojadas o con hielo y aumentar ese riesgo.

VER TAMBIÉN: 

En invierno, la nieve y hielo bajo los pies pueden reducir la tracción de la suela del zapato contra el piso, lo que dificulta -para todos los peatones- mantener el equilibrio y ejecutar estrategias eficaces para su recuperación. Por otro lado la congelación y la acumulación de precipitaciones también pueden crear barreras para el acceso seguro a las aceras y edificios. Estos riesgos se agravan cuando los peatones aumentan su velocidad al caminar debido a las molestias físicas de la exposición al frío.

Ya adentro del edificio, el calzado mojado puede provocar resbalones. Tales condiciones interfieren con el uso eficaz de los dispositivos de ayuda, como bastones, andaderas y sillas de ruedas, pues son más propensos a deslizarse al perder la tracción u obstruirse.

Ponte en acción

Ya dijimos que los factores que explican las caídas en el adulto mayor son múltiples, así mismo son las medidas para prevenirlos. Te traemos algunas de ellas, si necesitas más consulta la página de la Agencia de Salud Pública de Canadá.

  • Utiliza calzado antideslizante e incorpora material antideslizante en tus bastones y andaderas.
  • Atiende con el especialista tus problemas visuales y cardiovasculares.
  • Aprende a realizar traslados de manera segura: subir o bajarte de una acera durante el invierno puede ser una tarea pendiente por adquirir.
  • Modifica tu ambiente: para asistir tus traslados, puede que sea necesario incluir agarraderas en sitios claves como largos pasillos, baño y escaleras del hogar.
  • ¡Haz ejercicio! Sólo el 11% de los canadienses entre las edades de 60 y 79 años están cumpliendo con las pautas de actividad física de Canadá. Está demostrado que la actividad física puede reducir el impacto de la pérdida de masa muscular asociada con el proceso natural de envejecimiento y aumentar la movilidad, la función física, la densidad ósea y el equilibrio. ¿Qué hacer? Enfócate en entrenar tu equilibrio, la fuerza y la marcha.
  • ¡Come sano y balanceado! Necesitas nutrientes de calidad para conservar tu masa muscular.

 ¿Qué estrategias utilizas para cuidarte? Compártela con nosotros por Twitter, @MairaPradoL.