sábado, 24 de enero de 2015

La producción de los nuevos vagones del metro de Montreal se retrasará seis meses

Publicado en:
Ciudad Portada
Por:
Temas:
Azur Metro Montreal

Foto: Société de Transports de Montréal

Este viernes el consorcio Bombardier-Alstom anunció un nuevo retraso en la fabricación de los nuevos vagones del metro de Montreal, llamados Azur.

La noticia sorprendió por muchos motivos. Se trata de un nuevo retraso en el largo y costoso proceso de renovación del metro montrealés, además de representar un impacto económico para cerca de 150 empleados de la fábrica ubicada en La Pocatière, en Quebec.

En total 145 y los 430 empleados serán “despedidos”, aunque la empresa señaló que serían reenganchados luego de unos seis meses. Esto se debe a que los nuevos retrasos se generan en la creación del programa que manejará de manera automática estos nuevos vagones, lo cual retrasa todo el proceso. Ante el panorama de tener a un grupo de trabajadores inactivos, el consorcio decidió eliminar temporalmente esos puestos de trabajo a partir del próximo 28 de abril.

VER MÁS – Así lucirán los nuevos vagones del metro de Montreal

La Société de Transports de Montréal (STM), manifestó su preocupación ante este nuevo retraso. En principio el organismo espera recibir los primeros vagones Azur en el segundo trimestre de 2015. Ahora se estima que estarían llegando para finales de año.

Se debe remarcar que una vez la STM reciba las unidades, esto no significa que ya se podrán integrar al sistema de metro. Antes deben realizarse varias pruebas sin pasajeros antes de que reciban a los miles de montrealeses cada día.

La situación ha sido muy complicada, tomando en cuenta que en un principio se pensaba que los primeros vagones podrían estar operativos en marzo de 2014.

Este contrato tiene un valor de $1,2 millardos, los cuales están siendo financiados en parte por el gobierno de la provincia de Quebec. Esta nueva situación también significará varias penalidades para Bombardier-Alstom, según confirmó la STM en un comunicado.

El diario La Presse reporta que el contrato prevé una penalidad de $10.000 por cada día de retraso.

La compañía se compromete a pesar de todo a entregar la totalidad de los vagones Azur antes de la fecha límite de finales de 2018.