miércoles, 28 de enero de 2015

Perspectivas para Latinoamérica en el 2015

Publicado en:
Negocios Quebec-Latinoamérica Portada
Por:
Temas:
Foto: Panamá tendrá un crecimiento de 6,1% em 2015 / Flickr: Ingo Richter (CC)

Foto: Panamá tendrá un crecimiento de 6,1% en 2015 / Flickr: Ingo Richter (CC)

Como todos los años venimos de hacer una gira por distintos países de América del Sur para visitar clientes, autoridades y percibir de primera mano cómo está el “clima empresarial” en esos países. Hasta el año pasado, el clima empresarial era bastante similar, por lo menos positivo, en Brasil, Bolivia, Chile, Colombia y Perú. La excepción era Argentina. Este año los vientos han cambiado como lo veníamos anticipando durante el 2014. No hay necesidad de alarmarse sino de tomar las precauciones debidas y saber dónde están las oportunidades, que son muchas.

Empecemos con algunas proyecciones de distintos organismos mundiales sobre el crecimiento para el 2015. El Banco Mundial redujo su proyección de crecimiento para la región de 2,9 a 1,7 % y el FMI de 2,2 a 1,5%. Las causas principales por el recorte son la caída de los precios de las materias primas y la caída en las importaciones de China. Sin embargo, hay discrepancias grandes en estas cifras macro.

Entre las economías que tendrán peor desempeño en 2015 estarán Venezuela, Argentina y Brasil, los mayores exportadores de materias primas de la región. Según Marcelo Giugale, economista del Banco Mundial, el estancamiento económico de Brasil, el gigante sudamericano del que dependen las economías de varios países, será otro factor negativo para la región. Argentina se contraerá un 0,3%y Brasil crecerá sólo 1%, según los pronósticos del Banco Mundial. Según Goldman Sachs y otras empresas privadas, Brasil crecerá apenas un 0,7% o menos este año. Las causas del pobre desempeño de estas economías son factores que hemos analizado en profundidad anteriormente: clientelismo político, populismo, corrupción, pobre calidad institucional son factores claves.

No todo son malas noticias, ni mucho menos. Las empresas canadienses encontrarán muchas oportunidades de negocios en Latinoamérica, aun en esas economías que tendrán un desempeño flojo a mala. La región crecerá a dos velocidades y el precio del petróleo es una variable fundamental: ambas instituciones financieras internacionales sugieren  que los países importadores de petróleo en América Central y el Caribe crecerán mucho más rápido que los que exportan petróleo y otros productos básicos en Sudamérica. Las causas de esto lo hemos explicado más arriba. Países como México, que exporta petróleo pero tiene una economía relativamente diversificada, deberían estar en un punto medio.

Entre los países que les irá mejor este año están Panamá, que crecerá un 6,1%, República Dominicana con un 4,9%, Perú con un 4,8%, Colombia con un 4.4%según el Banco Mundial. La mayoría de estos países exportan gran parte de sus productos a Estados Unidos, la mayor economía del mundo (que se está recuperando rápidamente).

Si será importante la calidad institucional que en Colombia la inversión extranjera alcanza al 30% del Producto Interior Bruto gracias a, entre otros factores, a la seguridad jurídica que ofrece el país a los inversores. Colombia “no ha parado de reformarse desde 1991″, lo que ha permitido la llegada de una seguridad jurídica “como consecuencia de la convicción en el estado de derecho democrático”, dijo Carrillo en una conferencia celebrada en Madrid esta semana. Les queda mucho camino por recorrer pero lo están recorriendo y en el buen sentido. Al contrario de Argentina que parece involucionar y volver a las épocas más oscuras.

Como lo mencionamos hay muchas oportunidades de comercio entre Canadá y Latinoamérica.  Las economías regionales van a prestar más atención a temas como productividad, eficiencia/eficacia para poder seguir creciendo. Ahí es donde las empresas canadienses, especialmente las pequeñas y medianas empresas (pymes), tienen una gran oportunidad: proveedores de know-how y nuevas tecnologías. 

Si de algo puede servir la deceleración parcial en algunos países es para forzar cambios estructurales y de paradigmas tanto a nivel privado y –sobre todo- público: apostarle fuertemente a la educación de calidad, la innovación y la integración a la economía global. Como ejemplo basta considerar que hoy en día los países de la región están en los últimos puestos de las pruebas internacionales PISA que miden el desempeño académico de estudiantes de 15 años. Entre todos los países de América Latina juntos registran apenas un 10% de las patentes de nuevas invenciones que registra un solo país asiático –Corea del Sur- ante la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual.

Como último punto de este artículo nos gustaría mencionar el liderazgo -o falta de- en Latinoamérica. Como venimos repitiendo en los análisis de Stratekey Canal, hacen falta reformas de fondo en varios países y para eso se necesitan liderazgos participativos. Resalto “participativos” para diferenciarlo de actitudes megalomaníacas de presidentes como Cristina Fernández o Nicolás Maduro. Presidentes recientemente electos de varios países importantes de la región -Argentina, Brasil, Chile y México- se han debilitado significativamente por serios problemas internos, ya sean económicos o socioeconómicos, acelerados por la caída del petróleo pero que siempre estuvieron latentes salvo que, con la bonanza de los últimos años, pasaron desapercibidos. 

Stratekey Canal se especializa en asesorar empresas principalmente dentro del rubro Agroindustrial sobre la mejor manera de optimizar la “Supply Chain” e integrar las distintas facetas de “Business Intelligence” para mejorar la toma de decisiones.

Cualquier duda o comentario, por favor no duden en comunicarse con nosotros via email Christian@StratekeyCanal.ca /Sebastian@StratekeyCanal.ca.

Twitter: @Christian_keen /@Sebavicto