jueves, 29 de enero de 2015

Corte Suprema descarta caso de montrealés que perdió premio de lotería por siete segundos

Publicado en:
Ciudad Portada
Por:
Temas:
Loto Quebec Sede

Foto: Loto-Québec

Siete segundos separaron a un montrealés de un premio de $27 millones de la lotería. Sin embargo, ni la Corte Suprema de Canadá podrá ayudarlo.

El máximo tribunal del país rechazó revisar el caso de Joel Ifergan, quien exige que un ticket de lotería con los números ganadores le sea reconocido, o al menos la mitad del premio.

El Supremo, como es costumbre, no dio las razones para rechazar la solicitud de apelación del hombre, quien tiene casi siete años luchando por el “premio gordo”, además de haber gastado cerca de $100.000 en abogados.

Su caso es complejo y a la vez increíble.

El 23 de mayo de 2008 Ifergan fue a un depanneur para comprar dos tickets del Super 7, una de las populares loterías del país que en 2009 se convirtió en Lotto Max. Su compra la hizo a las 8:59 pm, un minuto antes del cierre de venta para el sorteo que se realiza a las 9:00 pm.

El primer billete salió impreso con la hora “8:59 pm” y válido para el sorteo del 23 de mayo, pero el segundo, por los retrasos de la máquina para procesar la compra, salió a las “9:00 pm”, y por ende, válido para el sorteo de la siguiente semana.

El vendedor explicó la situación a Ifergan y le preguntó si quería quedarse con ese segundo ticket o prefería devolverlo. El hombre lo aceptó.

Los astros se alinearon y para sorpresa del hombre esa noche salieron los números que tenía su segundo billete, aunque el recibo decía que era válido para la próxima semana.

Eso desató un fuerte proceso legal que llevó a Ifergan hasta el máximo tribunal del país. Según sus argumentos, hizo la compra antes de la fecha límite y el retraso no fue responsabilidad suya, sino del sistema de Loto-Québec que emite el boleto y que tarda 10 segundos en procesarlo.

Pero en su contra tiene el hecho de que el vendedor le aclaró que el segundo billete era para el próximo sorteo, a lo que el hombre aceptó.

Esa noche del 23 de mayo de 2008 otra persona también seleccionó los números ganadores, por eso Ifergan cree que tiene derecho a por lo menos la mitad del lote de $27 millones.

¿Qué opinan?