lunes, 2 de febrero de 2015

Gobierno de Venezuela arresta a directivos de cadena de tiendas por “provocar guerra económica”

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:
Farmatodo Venezuela

Foto: Twitter / @Ari_EUCV

Una escena que los venezolanos ya han visto en el pasado durante los tiempos de la “transición al socialismo”. Este domingo el gobierno de Nicolás Maduro anunció a la población que los directivos de una importante cadena de tiendas del país fueron detenidos por “provocar una guerra económica”.

Aunque el presidente Maduro no mencionó el nombre de la cadena, los medios locales y la opinión pública en general identificó a la tienda como Farmatodo, comercios de farmacia/tienda de conveniencia (alimentos y productos de higiene personal) populares en el país suramericano en las que, desde que arreció la escasez,se han visto largas filas de personas tratando de comprar medicamentos y productos de alta necesidad (como pañales).

De acuerdo con lo explicado por el Presidente venezolano “detectamos una cadena de tienda famosa, conspirando, irritando al pueblo, llegamos, regularizamos la venta, convocamos a los dueños y le pusimos los ganchos y están presos por provocar al pueblo por hacer guerra económica”.

Las reacciones se dieron rápidamente a través de Twitter, donde economistas y público en general lamentaron la noticia, aseverando que con la detención de la directiva de la cadena los productos que escasean no aparecerán en los anaqueles, pues lo que atraviesa el país es una crisis económica impulsada por las políticas del gobierno socialista, marcadas por el control de cambio y controles de precios. Mientras tanto, las autoridades insisten en que se trata de una “guerra económica”.

Maduro calificó a los dueños de la cadena como “cobardes y parásitos”. Más temprano el mandatario había indicado que las tiendas en cuestión habían reducido el número de cajas disponibles para cobrar (de 10 a tres). Dijo que se trataba de una “táctica guerrillera”.

Por su parte el jefe del Gobierno del Distrito Capital, Ernesto Villegas, informó que la Superintendencia de Precios Justos abrió un procedimiento este fin de semana contra Farmatodo.

Maduro insistió en que “todo aquel que utilice sus empresas para dañar al pueblo tendrán que pagar con cárcel de acuerdo a la ley, desde ya”.

No es la primera vez que el presidente Maduro ejecuta una medida de esta naturaleza. Su gobierno ha ordenado la detención de gerentes de tiendas en operativos realizados por autoridades de diferentes instancias.

Las largas filas frente a supermercados y farmacias continúan en Venezuela, incluso en la red de distribución de alimentos que pertenece al propio gobierno, mientras en redes sociales proliferan cuentas que ofrecen los productos escasos a un precio muy por encima de su valor, en una especie de mercado negro que parece estar operando con los artículos más necesitados, así como con medicamentos.

El gobierno, por su parte, ordenó el envío de la policía militar para resguardar las filas, lo que en el mes pasado generó la detención de personas que protestaban en las colas.

En su discurso, el gobierno socialista continúa negando que en el país exista escasez, a pesar de las largas filas que se observan en las principales ciudades. Sus voceros han aseverado que si hay filas para comprar es porque el venezolano tiene el poder adquisitivo para hacerlo.