miércoles, 4 de febrero de 2015

La Policía Montada de Canadá se encargará de la seguridad del Parlamento

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:
Policia Montada de Canada RCMP

Foto: Pablo A. Ortiz / Grupo NM

La Policía Montada de Canadá será la encargada de la seguridad del Parlamento , en un plan de transición que deberá ser aprobado para su completa implantación. De esta manera serán efectivos del RCMP los encargados de custodiar y supervisar el trabajo de los guardias de seguridad del llamado Parliament Hill (Colina Parlamentaria) hasta que dicho proyecto sea aprobado.

Las medidas son respuestas al ataque perpetrado el pasado 22 de octubre en los pasillos del Parlamento.

VER TAMBIÉN: 

La información, reportada por CBC citando a fuentes cercanas, despierta la duda sobre a qué organismo o ente reportarán los efectivos de la policía federal. Es poco probable, según CBC, que esta tarea quede tal cual como se realiza ahora, es decir, que los policías del RCMP asignados al Parlamento reporten a los spearkes del Senado y de la Cámara de los Comunes.

Los análisis apuntan a que es posible que los reportes sean dirigidos al comisionado del RCMP, Bob Paulson (o a una persona designada por él); o que sea una tarea compartida entre representantes del Parlamento y la policía federal.

Bajo el nuevo plan, el personal de seguridad del Parlamento mantendrá sus empleos, pero tampoco está claro si se reorganizarán las tareas específicas entre los miembros del personal del espacio y los efectivos del RCMP. Actualmente laboran 220 personas en seguridad en la Cámara de los Comunes y 100 en el Senado.

Este miércoles también se pudo conocer que las tareas del Sargento de Armas del Parlamento (cargo que hasta hace poco ocupó Kevin Vickers, conocido también como el “Héroe del Parlamento”), serán modificadas.

Será el secretario de la Cámara de los Comunes, Marc Bosc, quien asumirá esas nuevas funciones y Patrick McDonnell, el actual Sargento de Armas, le reportará a Bosc.

McDonnell continuará con las tareas ceremoniales, que incluyen cargar el mazo de oro en el hombro hacia la Cámara de los Comunes, cada día.