domingo, 8 de febrero de 2015

Quebec, independencia y referendo: Lo que hemos aprendido de la campaña al liderazgo del PQ

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Líderes PQ Quebec

Análisis – El pasado 7 de abril el Parti Québécois sufrió una de sus más duras derrotas en su historia moderna, cuando pasó de ser el partido de gobierno a la oposición de un gobierno liberal mayoritario en Quebec.

El colapso del partido independentista de la provincia llevó a Pauline Marois a renunciar, obligando a las bases a elegir un nuevo líder.

Este fin de semana, en Laval, el PQ entró en la nueva etapa de ese proceso para que sus seguidores elijan quién será el encargado de liderar unas futuras elecciones en 2018, y, si es posible, reavivar el movimiento independentista de Quebec.

Sin embargo, el proceso arrancó con muchos problemas. Los candidatos a la chefferie del PQ han, en cierta forma, dividido a la población, tanto dentro como fuera de su partido. Las visiones son opuestas en muchos puntos y sólo el deseo de hacer de Quebec un país parece mantenerlos unidos bajo una misma bandera.

Aquí un resumen de lo que hemos aprendido en estos últimos días:

PKP al frente pero…

Esta semana fue de encuestas. En los diferentes medios de la provincia aparecieron estudios sobre el apoyo de la población a varios temas. Por ejemplo, se conoció que Pierre Karl Péladeau, favorito a ser el nuevo líder del PQ, sigue contando con una gran ventaja, aunque ha perdido varios puntos en las últimas semanas.

A pesar de su contundente popularidad, y a pesar de la tormenta que ha tenido que enfrentar el gobierno liberal por sus políticas de austeridad, el PQ bajo PKP y los liberales irían igualados en las intenciones de voto. Los liberales igual lideran las encuestas luego de la repartición y en la mayoría de las categorías.

A esto se le suma un nuevo estudio del Journal de Montréal, que dice que una mayoría de la población apoya el reajuste de los gastos de la provincia y la colateral lucha contra la burocracia.

El eterno debate sobre el referendo

Referendo y PQ van siempre de la mano. Desde su creación ese ha sido el motivo principal para la existencia del partido: separar a Quebec del resto de Canadá. Sin embargo, ante el bajo apoyo a esta idea, y el temor a abrir más la herida, los actuales candidatos al liderazgo del PQ tratar el tema con pinzas.

PKP es el más abierto. Mantiene su visión de cuando levantó el puño en las pasadas elecciones y dijo que “quería construir un país”. Este domingo dijo que realizar un referéndum sobre la independencia de Quebec en un primer mandato “no es una idea que esté excluida”.

Alexandre Cloutier, visto como la renovación del partido, propone crear un registro con al menos un millón de personas que manifiesten claramente su deseo de realizar un referendo. Sólo si se cumple eso estaría dispuesto a organizar una consulta electoral.

Bernard Drainville y Martine Ouellet, otros de los candidatos, proponen dar un plan claro a la población, para evitar sorpresas como las del 7 de abril. Sin embargo, ambos, por separado, creen que primero se deben dar las condiciones (contar con un mayor apoyo) para poder plantear la pregunta a los quebequenses.

Pierre Ceré, quien se encuentra en el último puesto de las encuestas, propone negociar un nuevo acuerdo con Ottawa, una estrategia similar a la que proponía el referendo de 1995. Sin embargo, dice que si las negociaciones fallan sí lanzaría una consulta popular.

Sus planes

En las páginas de los principales candidatos se encuentran sus planes de gobiernos en el caso de que, primero, ganen el liderazgo del PQ, y luego logren ganar unas elecciones provinciales. Sólo Pierre Karl Péladeau todavía no cuenta con un documento que detalle sus planes de gobierno.

En el caso de Martine Ouellet su plataforma cuenta con detalles de por qué Quebec debería ser un país independiente. Bernard Drainville, padre de la fallida charte des valeurs, cuenta con una amplia plataforma, que toca desde la independencia, la identidad, hasta la integración y el desarrollo económico.

Alexandre Cloutier va al grano, con una lista de los temas que quiere impulsar, divididos por dominios, desde independencia hasta economía. Pierre Ceré, por su parte, cuenta con un completo archivo PDF en el que habla de sus planes, con la “soberanía” –y no independencia- como prioridad, aunque también quiere destacar otros temas, como la solidaridad y los programas sociales.

¿Y los inmigrantes?

Sin embargo, los retos para el PQ siguen siendo numerosos. Por un lado, todavía muchas preguntas quedaron sin responder luego de la derrota que sufrió el partido independentista en abril. La base de seguidores parece no ser tan grande como se esperaba, según reporta el diario La Presse, y queda el siempre difícil problema de acortejar a los otros sectores de la población que no son mayoritariamente ni francófonos ni independentistas, como la comunidad anglófona y los inmigrantes. En ambos casos el apoyo al PQ históricamente apenas ha alcanzado los dos dígitos.