miércoles, 11 de febrero de 2015

Venezuela: “nuevo” sistema cambiario, caen los bonos y persisten las dudas

Publicado en:
Happy Square Face Portada
Por:
Temas:
Devalución Venezuela 2015

Foto: Captura de pantalla / VTV

Más de 24 horas han transcurrido y muchos venezolanos aún tienen preguntas sin respuestas tras los ajustes cambiarios anunciados por el gobierno de Nicolás Maduro este martes. El convenio cambiario No 33 (reglamento que regirá los nuevos esquemas) fue publicado este miércoles en la tarde en la Gaceta Oficial N° 6.171 (Extraordinaria). Las dudas quedan en el aire mientras los analistas desmenuzan las nuevas reglas.

Como se recordará los voceros de finanzas del país petrolero indicaron este martes tres esquemas para que los venezolanos puedan tener acceso a dólares. El mercado que lleva controlado 12 años en una medida que se supone sería temporal, para -dijeron entonces las autoridades gubernamentales- limitar la fuga de capitales (objetivo no logrado si se considera que año tras año la salida de capitales de Venezuela ha sido histórica). Esto sin mencionar que según el llamado escándalo de SwissLeaks este país ocupa el tercer lugar mundial en la lista que enumera el monto de dinero en la cuenta de los clientes de HSBC en Suiza: $14.800 millones en cuentas de personas asociadas a Venezuela.

Los tres esquemas planteados incluyen:

  • Una tasa de 6,30 bolívares por dólar: para las importaciones consideradas como prioritarias, entre las que están las de alimentos, salud y materias primas. Según el gobierno, cubrirá el 70% de las necesidades del país. Analistas insisten que esta es una fuente de corrupción, pues se entrega a discreción. El país conoce sobre denuncias que han sido reconocidas por el mismo gobierno en las que “empresas de maletín” han recibido cientos de miles de dólares sin rendir cuentas o utilizar esas divisas para lo que fueron solicitadas.
  • Unificación de los sistemas denominados SICAD I y SICAD II: se podrán obtener dólares a través de subastas. El precio inicial de este dólar será de Bs.12. Se regirán a través de este tipo de cambio los dólares para el cupo anual de viajero, que quedó, sin modificaciones, en $3.000.  Se estima que podrá satisfacer 30% de las necesidades del país.
  • Una tasa “libre” a través del Sistema Marginal de Divisas (SIMADI): se regirá por las reglas de oferta y demanda. Serán casi 4.000 puntos (casas de bolsa y de cambio) las que estarán activas para que los ciudadanos tengan acceso a este dólar. Las remesas que se envíen a Venezuela se transarán a este tipo de cambio. Los analistas prevén que esta tasa esté cercana al precio del dólar paralelo, el cual, consideran, será difícil que se desaparezca mientras exista algún tipo de control, aunque el gobierno asegura que desaparecerá. En este nuevo sistema pueden participar tanto personas naturales como jurídicas. 

A 24 horas del anuncio, los bonos venezolanos retrocedían en los mercados internacionales. Reuters reportó que el precio del bono Global 2031 bajaba 4,680 puntos para un rendimiento de 28,884 %, mientras que el Global 2026 perdía 4,650 puntos para un retorno de 29,121 %. Los títulos de PDVSA también caían. El papel al 2017 retrocedía 4,370 puntos en precio para un rendimiento de 49,915%.

También un día más tarde, el ministro de Finanzas venezolano, Nelson Merentes, dejó ver que es posible que, efectivamente, el precio del dólar SIMADI esté cercano al del dólar paralelo.

Para que entienda bien los distintos tipos de cambio exponemos a continuación un ejemplo que ha circulado recientemente, gracias a un trabajo de Bloomberg:

  • Si se toma en cuenta el precio del primer tipo de cambio (Bs. 6,30), el costo de una caja de 36 condones se eleva a $755.
  • Si se considera la tasa inicial unificada de los SICAD (Bs. 12) el precio del mismo producto es de $389.
  • Si toma en cuenta el precio del mercado paralelo (al cual podría estar cercano el dólar SIMADI, Bs 187), el precio de la caja de condones es de $25,45.

En Canadá, el precio de una caja de 30 condones es de $14, aproximadamente.

(Considere en este punto que el salario mínimo –mensual- en Venezuela se ubica actualmente en Bs 5.600 y que para comprar esa caja de condones alguien que devenga salario mínimo debe gastar 85% de su sueldo).

Lo que dicen los analistas

Desde las voces de los especialistas el augurio no es positivo. Incluso los que siempre ven el vaso medio lleno cuando se trata de analizar la crisis que atraviesa el país con las reservas de petróleo más grandes del mundo (con ingresos históricos durante los últimos años gracias a un precio del barril de crudo superior a los $100), adelantan que los cambios anunciados en materia cambiaria poco aliviarán los problemas económicos que vive Venezuela: la inflación más alta del planeta (proyectada en 115% por S&P) y una escasez de alimentos y medicamentos que mantiene a sus ciudadanos haciendo largas filas con la esperanza de lograr comprar lo que desean.

Estos problemas han mostrado su peor rostro desde que el precio del barril de petróleo en los mercados internacionales comenzó a retroceder. Sin embargo, cabe recordar, que la crisis se inició -según revelan las propias cifras del Banco Central de Venezuela- antes de que comenzaran a caer los costos del crudo. La economía venezolana se encuentra oficialmente en recesión y la proyección para 2015 es una contracción de 7% (FMI, S&P).

El gobierno sigue atribuyendo esta realidad a la existencia de una “guerra económica” de la derecha y en medio de los cambios anunciados, vistos por los expertos como una devaluación, los voceros de las finanzas públicas aseveraron que las medidas servirían para proteger a los consumidores.

Una gran duda que persiste entre los venezolanos, sobre todo entre los que se encuentran en el exterior, es cómo quedará la tasa para los estudiantes. Las autoridades, hasta ahora, no se han pronunciado sobre el tema, a pesar de que, según un reportaje publicado en El Mundo (España) unos 25.000 jóvenes están afectados desde que Venezuela comenzó a cerrar el grifo de dólares para este segmento. En Canadá son bien conocidos los casos y las comunidades hacen colectas frecuentes para ayudar a los estudiantes que están en esta situación.

Twitter: @GAbAguzzi gaguzzi@noticiasmontreal.com