viernes, 13 de febrero de 2015

Ciudadanía canadiense: Gobierno apelará decisión sobre uso del niqab en ceremonias de juramentación

Publicado en:
Canadá Portada
Por:
Temas:
Caremonia Juramentacion Ciudadania Canadiense

Pablo A. Ortiz / Grupo NM

El Gobierno de Canadá mantiene su postura: un inmigrante que quiera ser juramentado como ciudadano canadiense debe hacerlo con el rostro descubierto. Y para defender esta visión están dispuestos a ir a la corte.

Este jueves el primer ministro, Stephen Harper, confirmó que Ottawa apelará la decisión publicada el pasado viernes en el caso de una mujer de origen pakistaní que demandó al Gobierno Federal por prohibir realizar el juramento de ciudadanía vistiendo el niqab.

“Estamos planeando presentar una apelación sobre esta decisión”, señaló Harper durante una conferencia de prensa en Victoriaville, en Quebec. “Sinceramente, creo y pienso que para la mayoría de los canadienses es ofensivo que una persona esconda su identidad al momento que busca unirse a la gran familia canadiense”.

Zunera Ishaq llegó a Canadá en 2008 proveniente de Pakistán. En 2013 presentó sus exámenes de ciudadanía y tenía que presentarse a la juramentación, aunque decidió no hacerlo luego de conocer que tendría que quitarse el niqab que usa por motivos religiosos. Este velo le cubre todo el rostro y debe usarlo en lugares públicos cuando hay hombres que no son sus familiares.

Sin embargo, en 2011 el antiguo ministro de Inmigración, Jason Kenney, presentó una modificación al reglamento del proceso de juramentación, prohibiendo hacerlo con el rostro cubierto.

Ante esta situación Ishaq llevó el caso ante una corte federal, demandando al Ministerio de Inmigración y Ciudadanía por violar la Carta Canadiense de Derechos y Libertades.

El pasado viernes el juez Keith Boswell presentó su decisión, en la que acepta los argumentos de la mujer, señalando que el gobierno estaba, de hecho, incumpliendo con sus mismas leyes sobre las libertades individuales y religiosas.

El ministro Kenney en su momento dijo que los oficiales de inmigración no pueden ver si una persona está realmente diciendo el juramento de ciudadanía si tiene el rostro cubierto, lo cual representa problemas legales.

Pero para el abogado de Ishaq, el Gobierno Federal no tiene argumentos suficientes para revertir esta decisión.

¿Qué opinan?