lunes, 16 de febrero de 2015

La ACEM y su labor por ayudar a los inmigrantes en el reconocimiento de profesiones en Quebec

Publicado en:
Inmigración Portada
Por:
Temas:
ACEM Montreal Inmigrantes

Foto: Pablo A. Ortiz / Grupo NM

Para los miles de inmigrantes que llegan a Quebec o cualquier otra provincia de Canadá lo principal es conseguir un empleo que les permita subsistir. Sin embargo, la calidad de ese nuevo trabajo dependerá de la capacidad de validar sus credenciales y su experiencia antes de llegar a su nuevo país.

Esa es una de las “piedras en el camino” que más debates ha generado en torno a la inmigración de Quebec en los últimos años. Muchos organismos, junto con el gobierno provincial, han trabajado para derrumbar esas barreras, así sea por medio de un pequeño gesto o un cambio estructural.

Por ejemplo, la ACEM tiene 25 años trabajando para luchar contra la “pobreza y la exclusión”. Una de sus mejores herramientas ha sido los microcréditos, los cuales permiten dar ese primer paso a cientos de inmigrantes, así sea para iniciar un negocio o pagar el proceso de reconocimiento de sus credenciales.

A través del programa Objectif Reconnaissance, la ACEM puede ayudar a todos esos inmigrantes que deben pasar por un proceso de transición que significa validar sus títulos profesionales bajo las leyes y requisitos de Quebec. Este proceso toma tiempo, y también dinero. Y es ahí donde este organismo busca ayudar.

“Ayudamos a esas personas que no tienen acceso a préstamos regulares, porque están recién llegando a Canadá y que no tienen todavía esa ‘experiencia’ para poder recibir ese tipo de ayuda”, explica Jacqueline Bazompora, vocera de la ACEM, durante una entrevista con NM.

¿Cómo funciona?

Entre diciembre de 2012 hasta marzo de 2014 este programa había ayudado a 245 inmigrantes, quienes recibieron un préstamo para pagar todos los gastos vinculados a la acreditación y reconocimiento por parte de las órdenes profesionales de la provincia.

Estos préstamos pueden llegar hasta $10.000 y cuentan con condiciones especiales, como una tasa de interés de 4% y una flexibilidad que se ajusta a la realidad de los inmigrantes.

Martha Remache, quien es consejera de la ACEM, explica que este programa, el cual cumple dos años desde su lanzamiento, está adaptado a las realidades de las distintas comunidades inmigrantes. “Trabajamos con organismos comunitarios que reciben inmigrantes y también con los consulados, de Ecuador y Colombia, por ejemplo, para hacer llegar la información y poder ayudar a los inmigrantes que necesitan de ayuda en este proceso”.

De hecho, Latinoamérica tiene un valor especial para la ACEM. El 36% de las personas que han tenido acceso a este programa hasta ahora vienen de Sudamérica, más que ninguna otra región. “Y principalmente de Colombia”, según explica Remache.

En cuanto al perfil de los inmigrantes que se han acercado a este organismo, la mayoría son del dominio de la salud (43%) y la ingeniería (31%), aunque el programa Objetif Reconnaissance apoya a todos los inmigrantes cuya profesión esté reglamentada por una orden profesional provincial.

El promedio de las personas que se han acercado a la ACEM han logrado un préstamo de $3.300 y esperan llegar a un ritmo de 10 préstamos otorgados por mes.

ACEM Evento

Foto cortesía de la ACEM

Atacar los problemas

La ACEM conoce de primera mano la realidad de las comunidades inmigrantes, sus desafíos, sus virtudes y también identifica los problemas que evitan una integración efectiva y rápida.

“Nuestros programas estimulan a la gente, porque tenemos personas que nos han dicho ‘todos me dicen bienvenido a Canadá, pero nadie te dice confío en ti y estoy dispuesto a prestarte dinero’. Escuchar ese tipo de testimonios tiene un gran valor”, señala Bazompora.

Sin embargo, todavía existen muchas barreras, sociales muchas veces. “Hay barreras, es cierto, pero las cosas van mejorando. Por ejemplo, un hispano que tiene que venir a Quebec y aprender no sólo el francés, sino también el inglés. Es una barrera, pero hay mejoras, y es necesario motivar a la gente”, señala la vocera de la ACEM.

A esto se le suman algunas realidades de la sociedad quebequense y con las cuales hay que lidiar. “Otro problema es que las órdenes profesionales hacen mucho lobbying, son poderosas”, explica Bazompora. “Por ejemplo, el Colegio de Médicos, siempre escuchamos de la carencia de médicos, pero sabemos que hay muchísimos entre la comunidad inmigrante, pero al final no logran un puesto como residentes. Entonces ahí vemos que estas personas que se van a otras provincias, como Saskatchewan y Nuevo Brunswick”.

Un consejo

Para Martha Remache la integración no está sólo en los papeles, sino en la mente también, por eso la actitud es fundamental. “Le dijo a la gente que crea en sí misma, hay que creer, tener confianza en sus habilidades y competencias y tener la valentía de probar”, señala.

“Nosotros como inmigrantes tenemos un gran camino por recorrer. Si lo comparamos con una carrera, nosotros estamos arrancando mucho más atrás, así que sólo nos queda trabajar más que los otros”, agrega.

Para conocer todos los detalles sobre la ACEM y su programa Objectif Reconnaissance pueden entrar aquí o llamar al 514 843-7296.