lunes, 16 de febrero de 2015

Detienen construcción de un edificio en Montreal por posible existencia de un cementerio indígena

Publicado en:
Ciudad Portada
Por:
Temas:
cementerio indígena Montreal constructora 900 Maisonneuve

Foto: Google Maps

La conocida constructora Ivanhoe Cambridge suspendió el levantamiento de un edificio de oficinas en Montreal. ¿La razón? Se cree que el lugar donde sería construida la estructura es un antiguo cementerio indígena.

La empresa confirmó este domingo que “detuvo voluntariamente” la excavación preliminar que se llevaba a cabo en pleno centro de Montreal, mientras especialistas arqueólogos orientan a la compañía sobre cuáles son los siguientes pasos.

La información sobre la posible existencia de un antiguo cementerio de indígenas la dio un fotógrafo freelance, Robert Galbraith, quien además de dirigirse a la empresa, presentó su preocupación ante el Ministerio de Comunicación y Cultura de Quebec. El sitio era utilizando, previo al proyecto, como un estacionamiento, ubicado entre las calles Mansfield y Metcalfe. El fotógrafo aseguró que el lugar puede tener un valor histórico elevado. Se trata del 900 de Maisonneuve Oeste y, según el fotógrafo, este espacio podría ser parte de lo que los historiadores han identificado como el Dawson archaeological site: que cubre unos dos acres y fue estudiado por el entonces director de McGill College, William Dawson, a finales de 1800 y que se cree era un pueblo antiguo indígena en cuyos restos pueden conseguirse desde herramientas hasta huesos humanos.

A través de un comunicado de prensa, la empresa Ivanhoe aseveró que el espacio está fuera de cualquier zona arqueológica, según tienen entendido. Además, indicó, la compañía obtuvo todos los permisos necesarios para el proyecto, incluyendo aquellos vinculados con el patrimonio cultural. La conclusión de Ivanhoe es que consultará a las autoridades provinciales al respecto.

Para expertos como Michael Bisson, un antropólogo de la Universidad McGill, sólo existe 10% de probabilidades de que queden restos de algún pueblo antiguo, debido a las construcciones previas al proyecto actual que incluyen casas y grandes excavaciones que probablemente destruyeron cualquier vestigio.

Para el profesor, entrevistado por The Globe and Mail, esto no quiere decir que no valga el esfuerzo el investigar.

El fotoperiodista ha sido testigo en el pasado de la destrucción de monumentos de gran valor histórico, entre ellos Los Budas de Bāmiyān, en Afganistán.

Galbraith se define como un fanático de la historia. “Nadie conoce su historia. Ese es parte del problema…perdemos comunicación con nuestro pasado”, dijo al diario.