miércoles, 18 de febrero de 2015

Aumenta el número de canadienses que cree que retrasará su jubilación

Publicado en:
Canadá Portada
Por:
Temas:
el retiro en Canadá

Foto: Flickr / Knight Foundation (CC)

La planificación del retiro forma parte de la cultura en Canadá. Los expertos aseguran que es una materia sobre la que tenemos que encargarnos a partir de los 30 años.

Pero las condiciones económicas muchas veces ponen todo cuesta arriba. De hecho, de acuerdo con un sondeo realizado por Ipsos Reid a solicitud de Sun Life, en diciembre de 2014, los canadienses están retrasando cada vez más su retiro (después de los 65 años), lo que podría incidir en el mercado laboral en los próximos años.

De acuerdo con la encuesta, es mayor el número de ciudadanos que cree que se jubilará después de los 65 años que el total de personas que considera que lo hará antes. Se trata de la primera vez en siete años en los que se ha realizado ese sondeo en la que tanto participantes dicen que trabajarán a tiempo completo en lugar de jubilarse.

Seis de cada 10 trabajadores indicaron que retrasarán su retiro porque necesitan hacerlo, mientras cuatro de cada 10 aseveraron que es porque así lo desean. El necesitarlo se traduce en: obtener más dinero para cubrir los gastos básicos y preocupaciones sobre las pensiones del gobierno, las cuales consideran no serán suficientes.

En el reporte de la financiera se explica que “los trabajadores actualmente han vivido un largo período de bajas tasas de interés, mercados de capital volátiles y de caída en los beneficios contractuales, lo que hace la planificación del retiro mucho más compleja”.

De los participantes, 27% aseveraron que a los 65 años estarán completamente retirados. Para 2008, esa proporción era de 51%, mientras que 48% consideraban que seguirían trabajando.

Los que creen que podrán jubilarse sin problema alguno aseveran, en promedio, que lo harán a los 64 años, lo que muestra también que hay muchos que aspiran hacerlo antes de la edad prevista.

VER TAMBIÉN: 

Los participantes en la encuesta reconocen que no están del todo seguros de que alcanzarán sus objetivos financieros, pero la proporción que cree que tendrá suficiente dinero para vivir la vida que desean después de retirados aumentó a 64% (el año pasado fue 59%).

Según datos de Statistics Canada, la tasa de desempleo para los hombres mayores de 55 años, en 2014, cerró en 5,8%, mientras que la de las mujeres se ubicó en 5,1%. Durante los años recientes el empleo entre este segmento de la población ha seguido aumentando.