jueves, 19 de febrero de 2015

Colombia negó a parejas homosexuales la posibilidad de adoptar

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:
adopción Colombia parejas homosexuales

Foto: Captura de pantalla / YouTube

Llegó a su fin un intenso debate que se llevó a cabo durante las últimas semanas en Colombia: las parejas homosexuales en este país latinoamericano no podrán adoptar. Así lo decidió la Corte Constitucional colombiana, que de esta manera puso fin al mencionado debate, tras más de ocho horas de discusión. A través de su cuenta de Twitter, el tribunal conformó que sólo podrán adoptar “cuando la solicitud recaiga en el hijo biológico de su compañero o compañera permanente”.

La votación estuvo cinco en contra y cuatro a favor. El responsable de la opinión decisiva: el conjuez José Roberto Herrera, conservador.

En una primera instancia el magistrado ponente, Jorge Iván Palacio, se mostró a favor de reconocer el derecho de adoptar a las parejas homosexuales, “si cumplen con los requisitos que prevé la ley”, rechazando las aseveraciones del Procurador General, Alejandro Ordoñez, el más fuerte opositor a la propuesta, quien aseveró que ésta era como “experimentos de ingeniería social con niños en situación de vulnerabilidad”.

En agosto de 2014, vale recordar, la Corte se había pronunciado a favor de la adopción ante la solicitud de una pareja de lesbianas. Entonces, Verónica Botero resultó victoriosa para poder ser madre de la hija natural de Ana Leiderman, su pareja desde hace una década. Esto abrió la puerta para los casos en los que alguno de los integrantes de la pareja fuera el padre o madre biológica del infante. Faltaba que el organismo se pronunciara sobre la adopción conjunta, o para todas las parejas sin ninguna restricción.

Para los activistas de los derechos de los homosexuales, la Corte tiene una deuda con la igualdad plena.

El gobierno colombiano se había pronunciado favorable a la adopción conjunta. El ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, dijo que las parejas del mismo sexo tienen derecho a no ser discriminadas, aseverando que la adopción es un paso necesario.

El ministro indicó que “hay suficientes dictámenes científicos que demuestran que no hay ninguna diferencia en la crianza de un menor entre parejas heterosexuales y del mismo sexo”, reseña el diario El País.

La iglesia católica dijo respetar la decisión del Constitucional, argumentando que con ella se defienden los derechos de los niños:  “se reduce el campo de posibilidades para la adopción a unos casos específicos, como son los que anotó la Corte Constitucional. De parte nuestra aquí hay aspectos fundamentales del matrimonio y de la vida que no son negociables y no los vamos a cambiar”, comentó monseñor Luis Augusto Castro, presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia a Caracol Radio.