jueves, 19 de febrero de 2015

Falsas declaraciones: qué son y por qué pueden arruinar un proyecto de inmigración

Publicado en:
Lente jurídico Portada
Por:
Temas:
Nueva planilla de apadrinamiento de Inmigración Canadá

Foto: Pablo A. Ortiz / Grupo NM

Hacer falsas declaraciones en una solicitud de inmigración puede arruinar por completo un proyecto de inmigración a Canadá. Para las autoridades de inmigración de Canadá, las mentiras y otras manipulaciones de la realidad son una infracción tan grave como el fraude.

Es que el sistema de inmigración de Canadá depende en grandísima medida de la franqueza de las personas que solicitan entrar en el país. Esto explica el rigor de la obligación de honestidad que pesa sobre todo solicitante de inmigración y la dureza de la ley en esta materia. En Canadá, quienes falsean o embellecen engañosamente su historia o situación personal, así como quienes esconden u omiten revelar información importante con el fin de mejorar el chance de éxito de solicitudes de inmigración, son sancionados con todo el peso de la ley.

¿Qué son falsas declaraciones?

En materia de inmigración, la definición general de las falsas declaraciones está establecida en el artículo 40 de la Ley sobre la inmigración y la protección de los refugiados (Loi sur l’immigration et la protection des réfugiés / Immigration and Refugee Protection Act). Según esta definición, incurre en falsa declaración toda persona que, ya sea directa o indirectamente, presenta erróneamente u omite revelar un hecho importante relacionado con un asunto relevante, de tal manera que induzca o pueda inducir a error en la aplicación de la ley.

Como puede observarse, se trata de una definición bastante general que en muchos casos puede prestarse a interpretación. ¿Cuándo se incurre en una falsa declaración de manera indirecta? ¿Qué tipo de hechos o circunstancias son suficientemente importantes como para caer dentro de la definición? ¿Cuándo es un asunto relevante? ¿Hasta qué punto una declaración o una omisión pueden inducir a error en la aplicación de la ley?

La jurisprudencia ha venido aplicando la definición legal a situaciones concretas a lo largo de décadas. Para entender la noción, lo mejor es considerar algunos ejemplos de falsas declaraciones:

  • Falsedades u omisiones sobre la existencia de hijos, la situación marital o la composición familiar;
  • Falsedades u omisiones acerca de solicitudes de inmigración previas (tanto rechazadas como aprobadas), o sobre violaciones a las condiciones de estadía en Canadá (pérdidas de estatus, estudio o trabajo sin permiso, trabajo para un empleador no autorizado, etc.);
  • Falsedades u omisiones acerca de fechas de entrada o salida de Canadá, o sobre períodos de residencia dentro o fuera del país;
  • Falsedades u omisiones acerca de la propia identidad, ciudadanía, edad, filiación, dirección, etc.
  • La presentación de documentos falsos o alterados;
  • Falsedades u omisiones sobre la existencia de un matrimonio eclesiástico, o sobre períodos de cohabitación con parejas de hecho;
  • Falsedades u omisiones acerca de acusaciones o convicciones criminales fuera de Canadá;
  • En el marco de solicitudes o casos de apadrinamiento conyugal, ocultar el hecho de una separación o ruptura, el nacimiento de hijos, etc.

Por otra parte, es muy importante tener presente las siguientes reglas:

  • Si usted está siendo apadrinado(a) y su “padrino(a)”incurre en falsas declaraciones, es usted quien correrá con las consecuencias de la falta.
  • La obligación de honestidad se aplica tanto a los residentes temporales (turistas, estudiantes y trabajadores temporales) como a los residentes permanentes. Un residente permanente podría perder su estatus e incluso ser deportado si incurre en falsas declaraciones.
  • Si usted contrata a un consultor o a un abogado deshonesto que miente en formularios y cartas, no podrá excusarse echándole la culpa a ese representante. Es sobre usted que recaerá la sanción.
  • No se requiere que las falsas declaraciones o las omisiones de información sean intencionales, deliberadas o negligentes para ser sancionadas. Los olvidos de buena fe, los errores por desconocimiento o descuido, las mentirillas blancas y las exageraciones bienintencionadas también pueden constituir falsas declaraciones.

Consecuencias de las falsas declaraciones

Básicamente, las falsas declaraciones constituyen un motivo de “inadmisibilidad”, es decir, se traducen en una prohibición general de entrada o de permanencia en Canadá.

Así, una determinación de falsas declaraciones puede acarrear el rechazo de solicitudes, la prohibición de la entrada al país en un puesto fronterizo o bien la deportación.

Además, a una persona declarada inadmisible por falsas declaraciones le quedará por lo general prohibido volver a Canadá durante dos años, a menos que obtenga un permiso especial.  

En materia de inmigración, la obligación legal de honestidad es cosa seria que no debe tomarse a la ligera. Es siempre recomendable cuidar muy bien las respuestas que se dan a las preguntas de los agentes de inmigración, así como la información que se declara en solicitudes, planillas, cartas, etc. Por sobre todas las cosas, evite falsear o esconder información, por insignificante que parezca. Si su situación o circunstancias no le favorecen o pueden comprometer el éxito de una solicitud, vale más divulgar la verdad y dar explicaciones que esconder o falsear la información. Muchas veces una explicación sincera es suficiente para resolver un problema o una dificultad en una solicitud.

En caso de duda o si surgen problemas de falsas declaraciones, siempre es recomendable consultar a un experto antes de enviar solicitudes, formular aclaraciones o responder las preguntas de las autoridades.

El contenido de este blog y los conceptos y pareceres expresados por su autor (incluyendo las respuestas a las preguntas de los comentaristas) sólo se refieren a problemas o cuestiones de carácter general, tienen una finalidad puramente informativa y no constituyen opinión ni consejo jurídico ni pueden dan lugar al nacimiento de una relación profesional abogado-cliente.

Para más información sobre los temas tratados en este blog o sobre nuestros servicios legales, llámenos al 514 907-3231 (ext. 101), escríbanos a orodriguez@wmr-law.com, o a través de la GuíaNM.