martes, 24 de febrero de 2015

Aumenta el número de autobuses que requiere reparaciones como consecuencia del frío extremo

Publicado en:
Ciudad Portada
Por:
Temas:
frío extremo horarios STM Montreal

Foto: Flickr / Matias Garabedian (CC)

Ha sido un febrero frío, hasta la semana pasada, el más frío en 22 años. Todos los sectores se han visto afectados por las temperaturas heladas, incluso el del transporte público.

La Société de transport de Montréal (STM) se ha visto forzada a sacar de circulación unos 300 autobuses como consecuencia del frío extremo. El sindicato de conductores de la STM asegura que esta cantidad de vehículos se encuentra actualmente estacionada en los garajes, esperando recibir algún tipo de mantenimiento o reparación.

Los voceros de la organización laboral aseveran que “nunca habían visto un mes de febrero como éste”. Se trata de una situación excepcional, insisten.

El frío afecta los autobuses: mientras más frío hace, el efecto es mayor, indican. Esto ha incrementado el número de incidentes en los que mecánicos han tenido que ir a reparar el vehículo en donde éste se encuentre. Según el Sindicato de Transportes, actualmente han puesto personal extra para atender la alta demanda de mantenimiento y reparaciones.

Los trabajadores creen que si la STM desea promover un mayor uso de transporte público debería prestar un mejor servicio a sus usuarios actuales y respetar los horarios, lo cual no está pasando en estos días fríos como consecuencia de los autobuses dañados.

Según voceros del sindicato de conductores, actualmente trabajan unos 300 empleados en el sector de mantenimiento y reparación de autobuses. En los últimos tres años los puestos de las personas que se han ido jubilando no han sido ocupados por nuevos trabajadores.

Esto viene generando como resultado que los autobuses salgan con retraso de los centros de transporte. El jueves pasado, según la organización laboral, unos 90 autobuses permanecieron en el estacionamiento o salieron a hacer sus rutas con retraso.

Para la STM, mientras tanto, la situación no es grave. La compañía asevera que el frío complica las cosas pero las reglas siguen siendo cumplidas en este contexto.