miércoles, 25 de febrero de 2015

Impacto de la caída de los precios del petróleo en Latinoamérica

Publicado en:
Negocios Quebec-Latinoamérica Portada
Por:
Temas:
Petróleo caída precio Latinoamérica

Foto: Flickr / Jumanji Solar (CC)

Identificar las consecuencias de cambios drásticos en los precios de commodities es parte fundamental de nuestro trabajo en Stratekey Canal. En este artículo vamos a comentar cuáles pueden ser las consecuencias de la caída de uno de los commodities más importantes del mundo: el petróleo.

Empecemos por aclarar que las ramificaciones van desde los impactos inmediatos en la industria petrolífera hasta en industrias tan alejadas -en teoría- como puede ser el la industria lanera. Está claro que para algunos, el impacto será positivo y para otros negativos. Como ha quedado claro en las últimas décadas, el acceso a suministro de “petróleo” es un componente vital tanto para las políticas industriales domésticas así como para las consideraciones de índoles geopolíticas mundial. Concluiremos este artículo con algunas observaciones generales sobre el precio del petróleo.

La pregunta más frecuente es el porqué de esta caída abrupta del precio del petróleo -no así del gas-. La siguiente pregunta es cuánto durara el petróleo “barato”. Brevemente, el precio ha disminuido porque la matriz energética de los EE UU ha cambiado. Estados Unidos ha pasado de ser un importador a ser un exportador neto de “energía”. Esto se debe en gran parte al ya famoso petróleo extraído de esquistos bituminosos o “shale oil”. Al aumento de la oferta de crudo, hay que agregarle una baja mundial de la demanda por temas económicos y, en menor medida, por un aumento de energías alternativas.

¿Cuál es la consecuencia para Latinoamérica? Como siempre depende del país. Para países productores y exportadores como México, Brasil y Venezuela no es buena noticia. Sobre todo para Venezuela, que depende en gran medida de los ingresos derivados de la exportación del crudo y dilapidó los años de bonanza. México también se ha visto afectado y el gobierno ha tenido que recortar gastos para mantener las variables macroeconómicas dentro de los parámetros prometidos. Cabe destacar que la economía mexicana es mucho más diversificada, por ende, depende mucho menos de la exportación de crudo. Sin embargo, México se encuentra en una etapa de implementación de reformas del sector energético y la caída del precio puede frenar dichas reformas (muy necesarias). En Brasil ocurre algo similar a México salvo que el boom petrolero en Brasil es mucho más reciente. Hasta hace muy poco Brasil importaba petróleo. La empresa estatal Petrobras  -la mayor empresa de Brasil y la segunda petrolera de mayor de América del Sur detrás de Ecopetrol- está sumergida en un escándalo enorme. Hasta la presidenta Rousseff está involucrada y hay pedidos de “impeachment”. La baja del precio del crudo complica aún más la situación financiera a corto plazo de la empresa.

A otros países como Argentina, el efecto es mixto. Dada la pésima política industrial de la última década, Argentina ha pasado de ser exportador a importador de energía. Por ese lado, la caída del precio del crudo debería ser una buena noticia ya que se necesitan menos dólares los cuales son escasos en el país y el impacto negativo en la cuenta corriente es menor. Por otro lado, el gran proyecto energético de la presidenta Fernández -Vaca Muerta- está semiparalizado por la caída del precio, además de por las faltas de garantías al inversor extranjero en Argentina.

Para países importadores netos de petróleo, la caída es una buena noticia. Chile, Paraguay, Uruguay, Costa Rica, etc., han visto el costo de la energía reducirse sensiblemente. Lamentablemente, muchas veces no llega al consumidor final. Sin duda, observado solo desde el punto de vista del costo del crudo, es positivo. Sin embargo, hay que tener en cuenta todas las ramificaciones de la caída. Por ejemplo, todas aquellas empresas que de cierta forma eran proveedoras de las empresas petroleras, han visto disminuir sus ingresos. No solo en los países exportadores de petróleo sino en aquellos que de alguna forma proveían indirectamente de insumos.

Mencionamos los efectos indirectos que tiene el petróleo. Aclaremos este punto. Dado su peso en la economía, las variables macro de casi todos los países están sujetas a su variación, sobre todo cuando es tan acentuada. Además, al pasar los EE UU a ser un exportador en lugar de importador, eso ha cambiado la dinámica de los tipos de cambio lo que a su vez impacta en la competitividad de los países. Si a esto le sumamos las expansiones monetarias en la UE, China y (todavía) EE UU, y los problemas financieros de países como Grecia y Francia (deflación), tenemos un coctel perfecto para potenciales “currency wars”.

Otros efectos todavía más indirectos se pueden notar, por ejemplo, en industrias tan alejadas como es la lana. ¿Por qué la lana? Porque desde los años sesenta los principales sustitutos de la lana son materiales derivados del petróleo.

La otra gran pregunta que todos los especialistas se están haciendo es cuánto va a durar esta “baja”. Respuesta: nadie sabe. Hay expertos que vaticinan el barril de petróleo a USD 25 y otros a USD 220. Gran parte de la inestabilidad también se debe a la pérdida de poder de la OPEP y la apuesta de Arabia Saudita de matar al “shale” bajando los precios por debajo del costo de producción. Lo que sí es seguro que esto no puede durar indefinidamente.

¿Cómo impacta esto a la expansión de las empresas canadienses en Latinoamérica? Como venimos diciendo hace tiempo, esto va a favorecer a aquellas empresas canadienses que se caractericen por proveer métodos, servicios y/o productos que ayuden a aumentar la eficacia y eficiencia. Los costos de producción son cada vez más relevantes por ende el bajarlos es clave para la supervivencia de muchas empresas en todos los sectores.

Stratekey Canal se especializa en asesorar empresas principalmente dentro del rubro agroindustrial sobre la mejor manera de optimizar la “Supply Chain” e integrar las distintas facetas de “Business Intelligence” para mejorar la toma de decisiones.

Cualquier duda o comentario, por favor no duden en comunicarse con nosotros vía email Christian@StratekeyCanal.ca /Sebastian@StratekeyCanal.ca.

Twitter: @Christian_keen /@Sebavicto