viernes, 27 de febrero de 2015

México: capturan a “La Tuta” Gómez, uno de los narcotraficantes más buscados

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:
Capturan a La Tuta Gómez México Michoacán

Foto: Captura de pantalla / YouTube

Este viernes las autoridades mexicanas capturaron a Servando “La Tuta” Gómez, uno de los capos del narcotráfico más buscados del país.

Gómez es líder del cártel Los Caballeros Templarios. Tiene 49 años de edad y publicaba videos justificando sus crímenes, al tiempo que hacía públicas fotos con autoridades locales.

El presidente Enrique Peña Nieto lo había identificado como uno de sus principales objetivos para lograr recuperar el control de Michoacán, un estado sumido en violencia y enfrentamientos entre sicarios, cuerpos de seguridad y autodefensas.

La captura, publica Reuters, se llevó a cabo en un barrio privado de la capital de Michoacán.

Peña Nieto reaccionó vía Twitter, aseverando que “esto es el resultado del intenso trabajo de inteligencia de las instituciones de seguridad”.

Como se conoce, los Caballeros Templarios representan a un grupo derivado de la Familia Michoacana.

Nazario Moreno, líder original de la banda delictiva, murió el año pasado en un enfrentamiento con las fuerzas de orden. Moreno obligaba a aquellos que querían sumarse al grupo narcotraficante a cocinar y comerse el corazón de enemigos o víctimas. Les leía la Biblia y los adoctrinaba para lucha contra los Zetas, la banda rival.

Los miembros de este grupo trafican con metanfetaminas, marihuana, cocaína y hasta heroína, pero además, operan empresas agrícolas y mineras e impusieron un régimen de horror en Tierra Caliente, Michoacán. Las extorsiones a comerciantes también son parte de su agenda delictiva.

Por Gómez el gobierno mexicano ofrecía una recompensa de 2 millones de dólares. Formaba parte de la lista negra del gobierno mexicano, compuesta por 32 nombres.

En 2014 fueron capturados el líder del cártel de Sinaloa, Joaquín “El Chapo” Guzmán, Vicente “El Viceroy” Carrillo Fuentes y a Héctor Beltrán Leyva.

La captura de estos líderes delictivos ha llevado al fraccionamiento de los cárteles en grupos más pequeños.

El mes pasado, el Presidente mexicano intervino Michoacán con policías federales, militares y marinos, tratando de poner orden luego de que el estado entrara en una especie de guerra civil por los enfrentamientos entre los “templarios” y las autodefensas.