miércoles, 4 de marzo de 2015

Quebec propone lapso de hasta tres años de relaciones sexuales antes de dar acceso a la FIV

Publicado en:
Ciudad Portada
Por:
Temas:
FIV Quebec

Foto: Flickr / ZEISS Microscopy (CC)

El reglamento que vendrá a apoyar el proyecto de ley 20 exigirá a las mujeres que desean pasar por un proceso de fertilidad que tendrán que tratar de quedar embarazadas a través de relaciones sexuales antes de tener el acceso a una clínica de fertilidad.

El periodo podría ser de hasta tres años, en los que las mujeres no podrán utilizar ningún tipo de anticonceptivo.

En caso de no quedar embarazadas en el lapso indicado, las féminas podrán asistir a una clínica de fertilidad, para realizarse una fecundación in vitro (FIV).

Según informaciones obtenidas por la Presse Canadienne este miércoles, el reglamento, que será realizado por el ministro de Salud, Gaétan Barrette, incluirá un período de uno a tres años, dependiendo de la edad de la mujer: mientras más joven más deberán intentar quedar embarazadas sin fecundación in vitro.

El reglamento establecerá que las mujeres entre 18 y 30 años de edad tengan relaciones sexuales frecuentes, sin anticonceptivos, por un periodo mínimo de dos a tres años. De no quedar embarazadas, podrán tener acceso a la FIV.

Claro está, será imposible verificar si las mujeres realizaron todas “las tareas” al respecto durante el período estipulado, pero Quebec tomará en cuenta la buena fe de las pacientes.

Para las féminas con edades entre 31 y 35 años, el período exigido será de dos años; y para las de 36 a 40 años, el lapso establecido será de 12 a 18 meses.

En el caso de las mujeres que tengan 41 y 42 años, las edades límite para hacerse legalmente una FIV, el reglamento establecerá que sea el médico que las trata el que determine el tiempo exigido.

Esto a pesar de que el número de mujeres mayores de 40 años que desean tener un bebé ha estado en aumento en Quebec. Entre 1983 y 2013, la tasa de fecundidad de las mujeres con edades entre 40 y 44 años pasó de 2,3 por cada 1.000 a 10,5 por 1.000, según el Instituto de Estadística de la Belle Province.

Vale destacar que las parejas homosexuales no serán afectadas por este reglamento, según explica la Presse Canadienne.

Cuando el ministro Barrette presentó su proyecto de ley 20, a finales de noviembre de 2014, éste aseveró que se buscaba ahorrar unos 48 millones de dólares, considerando que la FIV es un procedimiento costoso (unos $5.000), así como eliminar los riesgos para la salud de las madres y los niños.

La oposición oficial pidió conocer el contenido de los reglamentos para aprobar el proyecto de texto legal, de tal manera de poder medir el impacto de las nuevas reglas.

El periodo de consultas está activo en este momento. Finaliza el próximo 25 de marzo.