domingo, 8 de marzo de 2015

Hispanos, estadística y cultura en Canadá

Publicado en:
Blogs Portada
Por:
Temas:
Español Lengua Noticias Montreal

Foto: Pablo A. Ortiz / Grupo NM

Statistics Canada es la agencia del Gobierno Federal que se encarga de proveer toda información y análisis estadístico de los distintos sectores económicos y sociales de Canadá. Su trabajo permite el desarrollo y evaluación de políticas públicas y con éstas, la implementación de los diferentes programas que se ejecutan a nivel federal, provincial e incluso municipal.

¿Y qué dicen los números de los hispanos en Canadá?

Según los datos del Censo realizado en 2011, para esa época en Canadá éramos unos 381.000, lo que representaba un 1,15% de la población total (32.850.000), con la mayor concentración ubicada en ciudades como Toronto (100.000), Montreal (75.400), Vancouver (22.500), Calgary (13.500) y Ottawa (10.600). 

El crecimiento de la comunidad hispana pasó de 176.000 en 1996 a 216.000 en 2001, lo que significó un incremento de 22,5%. Para el 2006 pasó a 305.000, el mayor incremento con 40,25%. Si comparamos los números de 2006 frente a los de 2011, tenemos que el crecimiento fue de un 25,25%. 

El párrafo anterior demuestra que el crecimiento de nuestra población es bien importante ya que la media se ubica entre un 25% y un 30%, frente a casi un 1%-1,5% de la población general en Canadá.

En cuanto a otras comunidades de inmigrantes, el Censo nos dice que en 2011 el total de la población de inmigrantes era de 6.265.000, representando los de origen asiático poco más del 50%. Los hispanos representamos la comunidad más pequeña como minoría visible, con 6% del total de inmigrantes. 

Ahora bien, estos datos se corresponden con información de hace cuatro años. Si ser expertos en temas actuariales, hemos percibidos como nuestra población ha crecido de una manera exponencial y estamos seguros que el porcentaje de crecimiento será superior al que ocurrió en 2006. Solo tomando en consideración la cantidad de hispanos que ingresaron a través del programa de Trabajadores Temporales Extranjeros (TFW, por sus siglas en inglés) y lograron obtener su residencia permanente, sabemos que es así.

Sea cuales sean las razones que nos llevaron a emigrar, todos tenemos un objetivo común que es la mejora de nuestra calidad de vida y, sobre todo, la de nuestros hijos.

Los hispanos en los Estados Unidos se han convertido en un segmento de la población bien importante y representan una fuerza bien significativa de la fuerza laboral. Hoy día, en los estados de Nuevo México (47%) y California (39%) los hispanos son el grupo étnico mayoritario de toda la población. Quizás muy pronto ocurrirá lo mismo en Texas.

Muchos podrían pensar que aún queda un camino muy largo para que lo mismo ocurra en Canadá, sin embargo, si tomamos en consideración lo significativo que ha sido el crecimiento de nuestra comunidad en los últimos 20 años, es muy probable que se repita el fenómeno que ocurrió en los Estados Unidos. Las estadísticas lo demuestran.

Quizás lo importante no es esperar que ocurra o no, si no trabajar para que cada día podamos construir una comunidad hispana unida, donde el apego por nuestra cultura, valores y tradiciones sea parte integral de esa herencia que les debemos dejar a nuestros hijos porque parte de esa calidad de vida incluye saber de dónde venimos, de conocer nuestras raíces, de conocer de nuestra rica historia y cultura.