miércoles, 11 de marzo de 2015

Polémica en Toronto por publicidad sobre la violencia doméstica en contra de los hombres

Publicado en:
Canadá Portada
Por:
Temas:
Publicada violencia domestica toronto hombres

Foto: Twitter – @equalitycanada

Un anuncio publicitario que apareció en Toronto está generando un gran debate sobre la igualdad de género y la violencia doméstica.

La Canadian Association for Equality (CAFE) presentó este martes su más reciente campaña, en la que buscan señalar que el problema de la violencia doméstica no afecta exclusivamente a las mujeres, sino también a los hombres.

Con el hashtag #LetsTalkMen la valla publicitaria dice que “la mitad de las víctimas de violencia doméstica son hombres”, pero “no existe un refugio para víctimas de violencia doméstica dedicado a nosotros”, agrega.

La CAFE dice que el debate sobre la igualdad de género debe “evolucionar”, pues no está siendo equilibrado. Además, citan cifras de 2009 de Statistics Canada en las que se señala que la proporción de hombres y mujeres que dijeron haber sido víctimas de violencia doméstica es casi igual.

En el reporte del organismo federal se señala que 6%, o 585.000 hombres encuestados, dijo haber sido víctima de este tipo de violencia, mientras que en las mujeres la proporción fue de 6,4% (601.000 mujeres).

Publicidad violencia domestica toronto

Algunas críticas

Sin embargo, no todos están de acuerdo con la posición de la CAFE, señalando que las estadísticas están siendo manipuladas y no se analizan a profundidad.

Por ejemplo, los resultados de ese estudio de Statistics Canada están hecho bajo las declaraciones voluntarias de los encuestados. Muchos grupos han señalado que uno de los problemas más complejos de la violencia en contra de las mujeres es que las víctimas no denuncian a sus agresores en muchos casos.

De igual forma, las estadísticas señalan que si bien la proporción es similar en líneas generales, cuando se desglosa en los distintos tipos de violencia los resultados son variados.

Por ejemplo, la proporción de mujeres que dijo ser víctimas de golpizas, agresiones sexuales, estrangulamiento o amenazas con cuchillos o armas es mucho más del doble que la de hombres.

La mayoría de los hombres dicen haber sido “mordidos, golpeados con algo o pateados”.

¿Qué opinan?